DI. Boletín 41. Academia Nacional de Medicina (ANM). Vacunación contra la COVID-19 en Venezuela: La Abdala no ha sido aprobada por la OMS ni por ninguna Agencia Regulatoria Internacional

Compartir

Aunque el gobierno ha anunciado que el 70% de la población venezolana estaría vacunada para el mes de octubre, todavía no se conoce de manera oficial un Plan de Vacunación contra la COVID-19, y hasta el 24 de septiembre, tan solo el 14.88% (4.261.397) de la población elegible en Venezuela ha recibido las dos dosis de vacuna necesarias para establecer inmunidad protectora, de acuerdo a la página oficial de Oficina Panamericana de la Salud (OPS). Las vacunas utilizadas hasta ahora en Venezuela han sido la Sputnik V de origen ruso y la Sinopharm fabricada en China.

Las características de la vacuna Sputnik V han sido publicadas en revistas científicas y su calidad ha sido verificada en pruebas clínicas independientes realizadas sobre todo en Argentina. La vacuna de Sinopharm ha sido aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, a finales de julio se anunció que 12 millones de dosis adicionales se recibirán por medio del mecanismo COVAX, consistentes de vacunas producidas en China por Sinopharm y por Sinovac, ambas de las cuales cuentan con la aprobación de la OMS. La situación se complica cuando el pasado mes de marzo el gobierno anunció que Venezuela comenzaría pruebas experimentales de dos prototipos de vacunas de origen cubano (Abdala y Soberana) y que las produciría en nuestro país.

En ese momento la ANM expresó preocupación por la falta de información al respecto, especialmente considerando que dichos candidatos a vacunas se encontraban en fase experimental. No solamente se hizo caso omiso a nuestra solicitud de información, sino que el 25 de junio el gobierno anunció que llegaba al país el primer lote de 30.000 dosis de la Abdala que, aparentemente, fueron utilizadas como producto experimental en 10.000 venezolanos, sin que tengamos conocimiento de que se siguieron las normas éticas y legales que se requieren para ese tipo de experimentación. Ese mismo día el gobierno informó que se había suscrito un contrato para 12 millones de vacunas que se estarían recibiendo en los próximos meses. El día 25 sept 2021 el Primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba compartió la noticia que nuevas dosis de Abdala llegaron a Venezuela.

La Academia Nacional de Medicina como institución asesora del Estado, expresa su profunda preocupación de que un producto del cual no se tiene información científica sobre su seguridad y eficacia, no se conocen publicaciones científicas, y sin aprobación alguna por la OMS u otra agencia regulatoria internacional, sea aplicada a los venezolanos, con todas las consecuencias que eso podría acarrear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 9 =