Viruela símica

Compartir

Antoine Gessain, et al. DOI: 10.1056/NEJMra2208860

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Miembro Correspondiente Nacional, ANM puesto 16. ORCID: 0000-0002-3133-5183. 27/10/2022

El virus de la viruela símica se aisló por primera vez a finales de 1958 en Copenhague durante dos brotes de una enfermedad similar a la viruela en una colonia de monos cynomolgus.1 No se observaron signos clínicos antes de la fase eruptiva de la enfermedad, que se caracterizó por una erupción maculopapular. El virus fue nombrado virus de la viruela símica debido a su estrecha similitud con otros virus de la viruela del simio conocidos.1

Entre 1960 y 1968, varios otros brotes de viruela símica fueron reportados en colonias de monos cautivos en los Estados Unidos y los Países Bajos.2 No se detectaron casos en humanos durante estos brotes, a pesar de la muerte de muchos animales afectados, lo que sugirió que los humanos no eran susceptibles a la viruela símica.2

Regístrese para recibir alertas y actualizaciones

Manténgase actualizado sobre el contenido relevante del New England Journal of Medicine con alertas gratuitas por correo electrónico.

El primer caso de viruela símica en un ser humano fue reportado en 1970,3 como parte del programa nacional de vigilancia y erradicación de la viruela que se está llevando a cabo en África. Este caso ocurrió en un niño de 9 meses, en quien se desarrolló fiebre, seguida 2 días después por una erupción centrífuga (es decir, una erupción con la mayoría de las lesiones en los brazos y las piernas). El 1 de septiembre de 1970, fue ingresado en un hospital en Basankusu, en la República Democrática del Congo (RDC). El paciente presentó otitis, mastoiditis y ganglios linfáticos cervicales dolorosos, y el virus de la viruela símica fue aislado de sus lesiones cutáneas. Se recuperó de la viruela del simio, pero antes del alta, se desarrolló sarampión, lo que lo llevó a la muerte.3 Entre septiembre de 1970 y marzo de 1971, se identificaron seis casos adicionales de viruela símica en humanos en países de África occidental. La mayoría de estos pacientes eran niños pequeños, y ninguno había sido vacunado contra la viruela.4

La viruela símica en humanos siguió siendo una enfermedad exclusivamente africana, con casos esporádicos diagnosticados en áreas boscosas de África Central u Occidental y pequeños brotes principalmente en la República Democrática del Congo.5,6 hasta 2003, cuando se notificaron los primeros casos fuera de África. Estos casos ocurrieron en los Estados Unidos y estaban vinculados a la importación de ratas de bolsa de Gambia de Ghana a Texas. Los roedores transmitieron el virus a los perros de las praderas alojados en la misma instalación de animales exóticos, y los perros de las praderas infectaron a los humanos, en su mayoría adultos jóvenes y niños.7 En 2018, se identificaron cinco pacientes infectados: tres en el Reino Unido, uno en Israel y uno en Singapur.6,8 Estos casos importados estaban vinculados a personas de Nigeria, donde se produjo un gran brote en 2017-2018.9-11 La enfermedad ha seguido siendo común en África, con casos esporádicos muy raros en el Reino Unido y los Estados Unidos.12,13

En mayo de 2022, se identificó una serie de casos de viruela símica en el Reino Unido, Portugal e Italia, en su mayoría relacionados con hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (HSH).14-16 Las autoridades sanitarias establecieron rápidamente que esta serie era el comienzo de un nuevo brote.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince − 4 =