CV. Boletín 8. Academia Nacional de Medicina (ANM). Vacunación contra la Covid-19 en Venezuela. Una segunda vacuna para Venezuela: Necesidad de Transparencia en el Desarrollo e Implementación de un Plan Nacional de Vacunación. 22/02/2021

Compartir

La semana pasada se anunció en una mesa técnica sobre vacunación contra la COVID-19 creada por el gobierno, que se está llegando a un acuerdo para traer a Venezuela una segunda vacuna contra la COVID-19. La misma se adquiriría mediante el mecanismo COVAX que requiere un acuerdo entre el gobierno y la oposición para identificar los fondos requeridos para la adquisición de la vacuna y para la implementación de un programa de vacunación. El mecanismo de acceso COVAX, que es coordinado por la OMS y organizaciones afines, ayuda a los países a negociar el acceso en condiciones favorables a vacunas que hayan demostrado su seguridad y eficacia en
pruebas clínicas. La vacuna que se discute es la producida por Oxford/AstraZeneca, que está basada en un vector de adenovirus no replicante, que ha demostrado ser segura y efectiva en diferentes pruebas clínicas y que ya cuenta con la autorización de la Agencia Europea de Medicamentos. Este es un paso apropiado para asegurar el número de dosis necesarias para vacunar a un estimado de 15 millones de venezolanos, para lo cual requeriremos el acceso a un abanico de diferentes vacunas. Esa importante noticia nos da la oportunidad de proponer dos consideraciones para asegurar que el programa de vacunación se desarrolle de una manera efectiva:

Para poder asegurar de una manera ininterrumpida la demanda de vacunación, Venezuela necesitará tener acceso a varias vacunas producidas por diferentes organizaciones. Como es el caso en esta oportunidad, dichas vacunas deberán haber sido evaluadas previamente para garantizar que son seguras y efectivas. Si se importan productos experimentales, ellos deben ser debidamente sometidos a una estricta revisión científica y ética y la implementación de un posible trabajo de investigación no debe crear
confusión con el programa nacional de vacunación.

La implementación del programa de vacunación debe ser conducido dentro de un único Plan Nacional de Vacunación contra la COVID-19, que debe servir de marco conceptual y operativo para cualquier vacuna que se utilice en el país. Dicho plan debe ser
desarrollado en colaboración con las sociedades científicas y médicas relevantes y en consulta con la sociedad civil. Un punto clave del plan es la definición de grupos prioritarios para la vacunación.

La Academia Nacional de Medicina se ofrece para asesorar al gobierno nacional y orientar a la comunidad en tan importante tarea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − dos =