CV. Cómo la obesidad podría crear problemas para una vacuna COVID. Nature, 20/10/2020

Al principio del brote quedó claro que la obesidad aumentaba el riesgo de las personas infectadas con el coronavirus. Cuando la epidemióloga Lin Xu de la Universidad Sun Yat-Sen en Guangzhou, China, estaba analizando datos de la primera ola de la epidemia en China, notó que surgía un patrón en un modelo tras otro. “El IMC siempre estuvo ahí”, dice ella. «Siempre se asocia positivamente con la gravedad de COVID-19″. Cuando Xu envió su estudio a una revista académica en marzo, los editores la instaron a alertar a la Organización Mundial de la Salud sobre sus hallazgos. Desde entonces, han surgido estudios de países de todo el mundo que llegan a la misma conclusión: las personas obesas tienen más probabilidades de morir por COVID-19 que las personas con peso normal, incluso cuando se tienen en cuenta factores como la diabetes y la hipertensión. VER COVID-19 Y OBESIDAD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 7 =