CV. Consecuencias a los 6 meses del COVID-19 en pacientes dados de alta del hospital: un estudio de cohorte. The Lancet, 08/01/2021

Compartir

Evidencias anteriores a este estudio

Se realizaron búsquedas en PubMed para obtener estudios de seguimiento sobre las consecuencias a largo plazo del COVID-19 hasta el 5 de noviembre de 2020, sin restricciones de idioma. Los términos de búsqueda fueron (COVID-19 O SARS-CoV-2 O Enfermedad por coronavirus 2019 O 2019-nCoV) Y (sobreviviente * O recuperación * O persistente O seguimiento O alta * O a largo plazo O secuelas). Los estudios reportaron que los pacientes con COVID-19 dados de alta de los hospitales pueden tener síntomas persistentes, patrones anormales en las manifestaciones de imágenes del tórax, funciones pulmonares deterioradas y mala calidad de vida. Sin embargo, la representatividad de los estudios y la claridad de la información proporcionada fueron insuficientes debido al pequeño número de casos y la corta duración del seguimiento (hasta aproximadamente 3 meses después del alta).

Aún se desconocen las consecuencias para la salud a largo plazo de los pacientes dados de alta con COVID-19 y los factores de riesgo asociados.

Valor agregado de este estudio

Hasta donde sabemos, este estudio es el estudio de cohorte más grande (n = 1733) con la mayor duración de seguimiento para las consecuencias de los pacientes adultos dados de alta del hospital que se recuperan del COVID-19. Nuestros hallazgos mostraron que el 76% de los pacientes informaron al menos un síntoma 6 meses después del inicio de los síntomas, y la proporción fue mayor en las mujeres. Los síntomas más comunes fueron fatiga o debilidad muscular y dificultades para dormir. Además, el 23% de los pacientes informaron ansiedad o depresión durante el seguimiento. El porcentaje de pacientes con alteración de la difusión pulmonar durante el seguimiento es mayor en pacientes con enfermedad más grave en fase aguda. Estos pacientes también tienen una puntuación CT más alta en el seguimiento. La opacidad del vidrio esmerilado y las líneas irregulares son el patrón más común en el seguimiento. En el análisis multivariable, las mujeres y los participantes con una escala de gravedad de 5 a 6 tienen un mayor riesgo de deterioro de la difusión pulmonar, ansiedad o depresión y fatiga o debilidad muscular.

La seropositividad de los anticuerpos neutralizantes, N-IgM, RBD-IgM y S-IgM, N-IgA, RBD-IgA y S-IgA, y RBD-IgG, y los títulos de anticuerpos neutralizantes en el seguimiento fueron significativamente menores En comparación con la fase aguda.

Implicaciones de toda la evidencia disponible

A los 6 meses de la aparición de los síntomas, los pacientes con COVID-19 presentaban síntomas de fatiga o debilidad muscular, dificultades para dormir y ansiedad o depresión. Los pacientes con una enfermedad más grave durante su estancia hospitalaria tenían capacidades de difusión pulmonar cada vez más deterioradas y manifestaciones anormales de imagen del tórax, y estos son los pacientes que son la principal población objetivo para la intervención de recuperación a largo plazo. La disminución de los anticuerpos neutralizantes genera preocupación por la reinfección por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo. Se debe controlar el riesgo de reinfección en pacientes que presenten nuevos síntomas de COVID-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + tres =