CV. Estudio seroepidemiológico transversal a gran escala de COVID-19 en Japón: Adquisición de inmunidad colectiva y eficacia de las vacunas

Compartir

Zhenxiao Ren, et al. doi: https://doi.org/10.1101/2022.01.13.22269203

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Miembro Correspondiente Nacional, ANM puesto 16. ORCID: 0000-0002-3133-5183. 14/01/2022

Resumen

Antecedentes: La situación de la pandemia de COVID-19 ha estado cambiando drásticamente en todo el mundo debido a la aparición continua de variantes del SARS-CoV-2 y el despliegue de la vacunación masiva. Los estudios transversales periódicos durante el aumento de casos de COVID-19 son esenciales para dilucidar la situación de pandemia. Métodos: Los sueros de 1.000 individuos que se sometieron a un chequeo de salud en las clínicas de la Asociación de Promoción de la Salud de la Prefectura de Hyogo en Japón se recolectaron en agosto y diciembre de 2021. Los anticuerpos contra los antígenos N y S del SARS-CoV-2 se detectaron en los sueros mediante un inmunoensayo de electroquimioluminiscencia (ECLIA) y un ensayo de inmunoabsorción ligado a enzimas (ELISA), respectivamente. Se midieron las actividades de neutralización de los sueros para las variantes convencionales de SARS-CoV-2 (D614G), Delta y Omicron. Resultados: Las tasas seropositivas para el anticuerpo contra el antígeno N fueron de 2,1% y 3,9% en agosto y diciembre de 2021 respectivamente, demostrando una variante Delta endémica durante ese tiempo; la tasa de infección real fue aproximadamente dos veces mayor que la tasa estimada basada en el diagnóstico basado en la reacción en cadena de la polimerasa (PCR). La tasa de seropositivos anti-S fue del 38,7% en agosto y alcanzó el 90,8% en diciembre, en concordancia con la tasa de vacunación en Japón. En la cohorte de diciembre, el 78,7% de los sueros mostraron actividad neutralizante frente a la variante Delta, mientras que el de la variante Omicron fue mucho menor con un 36,6%. Conclusiones: Estos análisis revelaron que la inmunidad colectiva contra el SARS-CoV-2, incluida la variante Delta, se estableció en diciembre de 2021, lo que llevó a la convergencia de las variantes. La baja actividad neutralizante contra la variante Omicron sugiere la necesidad de una mayor promoción de la pronta vacunación de tres dosis para superar la inminente 6ª ola de esta variante en Japón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × cinco =