CV. La amenaza de la propagación de las variantes del SARS-CoV-2 en animales

Compartir

D. Katterine Bonilla-Aldana & Alfonso J. Rodriguez-Morales (2021) La amenaza de la propagación de variantes del SARS-CoV-2 en animales, Veterinary Quarterly, 41:1, 321-322, DOI: 10.1080/01652176.2021.2008046

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Miembro Correspondiente Nacional, ANM puesto 16. ORCID: 0000-0002-3133-5183. 29/11/2021

Los coronavirus (CoV) son virus de ARN monocatenario envueltos, de sentido positivo. Estos virus se han adaptado para infectar a muchas especies animales, desde murciélagos hasta camellos (Munir et al. 2020). Actualmente, siete CoV pueden infectar a los seres humanos, de los cuales tres de ellos han causado epidemias, el Síndrome Respiratorio Agudo Severo tipo 1 (SARS-CoV-1), el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo tipo 2 (SARS-CoV-2) (Rabaan et al. 2020), que actualmente está causando la pandemia de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19).

El primer caso de SARS-CoV-1, que presentó neumonía atípica, se documentó a finales de 2002 en Guangdong, China. La epidemia de SARS-CoV-1 causó 8.096 casos reportados, con 774 muertes en muchos países de todo el mundo. El virus MERS se informó por primera vez en Arabia Saudita en 2012, que causó solo 2.521 casos con 866 muertes (Rabaan et al. 2020).

En diciembre de 2019, se detectaron una serie de casos humanos de neumonía grave de etiología desconocida en Wuhan, provincia de Hubei, China (Zhu et al. 2020). La infección se remontaría al mercado mayorista de animales vivos de esa ciudad. Para el 11 de marzo de 2020, el COVID-19 ha declarado una pandemia.

En cuanto a la enfermedad, se ha considerado un origen zoonótico. Entre los estudios que se han llevado a cabo, los murciélagos parecen ser huéspedes naturales del virus (Cui et al. 2019). El SARS-CoV-2 comparte un 96,2% de identidad a nivel de nucleótidos con RaTG13, un CoV detectado en especies de murciélagos herradura(Rhinolophus sinicus); este virus, sin embargo, no se ha detectado en humanos (Zhou et al. 2020). Además, no se puede excluir la participación de otros huéspedes intermedios, probablemente pangolines, como conducto en la transmisión del SARS-CoV-2 a los humanos (Boni et al. 2020). Además de su origen zoonótico, se ha detectado SARS-CoV-2 en hospedadores animales.

Existen diferentes estudios experimentales donde se ha demostrado la susceptibilidad del SARS-CoV-2 en animales (Kim et al. 2020, Lu et al. 2020, Shi et al. 2020, van den Brand et al. 2008), de la misma manera, se ha presentado la detección de infecciones naturales por el virus en animales, lo que genera preocupación por la zoonosis inversa también llamada zooantroponosis (transmisión de la infección de humanos a animales). Además, varios casos de felinos, caninos, animales de zoológico, visones y hurones han dado positivo por SARS-CoV-2, principalmente debido al contacto cercano con humanos infectados (Bonilla-Aldana et al. 2021).

Después de mediados de 2020, se han reportado mutaciones significativas (como la D614G) del SARS-CoV-2 en humanos, lo que lleva a la clasificación de las llamadas variantes de preocupación (VOC) y variantes de interés (VOI). En el caso de los COV, estos se asocian con un aumento de la transmisibilidad o un cambio perjudicial en la epidemiología de la covid-19; o aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica de la enfermedad; o disminución en la eficacia y efectividad de las medidas sociales y de salud pública o de los diagnósticos, vacunas y terapias disponibles, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Hace unas semanas, a mediados de 2021, no había informes y publicaciones de COV y VOIs en animales. Sin embargo, recientemente esto ha sido reportado y aumentado. Por ejemplo, uno de los estudios mencionó la infección natural por SARS-CoV-2 en leonesasiáticos (Panthera leo persica)causada por el linaje B.1.617.2 o Delta VOC, en la que los leones mostraron signos de pérdida de apetito, secreción nasal serosa y tos ocasional (Karikalan et al. 2021; Mishra et al. 2021). Además, otro estudio reportó la primera transmisión de persona a perro causada por la variante Iota del SARS-CoV-2 en América Latina (Ricardo et al. 2021). Además, recientemente, se ha evaluado la patogenicidad del linaje B.1.617.2 (Delta) y B.1.617.3 del SARS-CoV-2 y se ha comparado con la de B.1, un aislado temprano del virus con mutación D614G en un modelo de hámster sirio, lo que demuestra que el Delta VOC puede inducir enfermedad pulmonar de gravedad moderada en aproximadamente el 40% de los animales infectados, lo que respalda la gravedad de la enfermedad atribuida de la variante (Mohandas et al. 2021). Recientemente, un estudio de 26 pacientes caninos y felinos con sospecha de miocarditis en un centro de referencia veterinaria en el Reino Unido, encontró dos gatos y un perro positivos por RT-PCR a SARS-CoV-2, secuenciando el linaje B.1.1.7 (Alpha VOC), planteando también la cuestión de su posible patogenicidad en estos animales (Ferasin et al., 2021).

De acuerdo con lo anterior, se deben implementar estrictas medidas de bioseguridad para los animales salvajes en cautiverio; además, se debe prevenir el contacto estrecho entre humanos infectados por SARS-CoV-2 y mascotas para evitar la aparición de nuevas mutaciones de importancia en la salud pública debido a eventos de zooantroponosis. La pandemia de COVID-19 aún no ha terminado, y luego, la vacunación en humanos y animales debe aumentarse, ya que estos también son susceptibles en una proporción considerable (Bonilla-Aldana et al. 2021).

Declaración de divulgación

Ambos autores no reportan conflictos potenciales.

Contribuciones del autor

AJRM y DKBA formularon la carta. A continuación, ambos autores revisaron críticamente el manuscrito en busca de contenido intelectual relevante. Finalmente, ambos autores han leído y aprobado la versión final del manuscrito.Artículo anteriorVer tabla de contenido del problemaSiguiente artículo

Referencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 4 =