CV. Manifestaciones sistémicas y específicas de órganos relacionadas con el sistema inmunitario de COVID-19

Compartir

Manuel Ramos-Casals et al. https://w00ww.nature.com/articles/s41584-021-00608-z

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Director del postgrado de Medicina Materno Fetal. Universidad Central de Venezuela. ORCID: 0000-0002-3133-5183. 10/06/2021

Las manifestaciones relacionadas con el sistema inmunitario son condiciones cada vez más reconocidas en pacientes con COVID-19, con alrededor de 3.000 casos reportados en todo el mundo que comprenden más de 70 trastornos sistémicos y específicos de órganos diferentes. Aunque la inflamación causada por la infección por SARS-CoV-2 se centre predominante en el sistema respiratorio, algunos pacientes pueden desarrollar una reacción inflamatoria anormal que implica tejidos extrapulmonares. Los signos y síntomas asociados a esta respuesta inmune excesiva son muy diversos y pueden parecerse a algunas enfermedades autoinmunes o inflamatorias, con el fenotipo clínico que es influenciado aparentemente por factores epidemiológicos tales como edad, sexo o pertenencia étnica. La severidad de las manifestaciones es también muy variada, extendiéndose de características benignas y uno mismo-limitadores a los síndromes sistémicos peligrosos para la vida. Poco se sabe sobre la patogenesia de estas manifestaciones, y algunas tienden a emerger dentro de las primeras 2 semanas de la infección SARS-CoV-2, mientras que otras tienden a aparecer en una última etapa post-infecciosa o aún en pacientes asintomáticos. Como el cuerpo de pruebas comprende predominantemente series de casos y estudios no controlados, la toma de decisiones diagnósticas y terapéuticas se basa, como era de esperar, a menudo en la experiencia y la opinión de los expertos apenas reportadas. Se requieren estudios adicionales para aprender sobre los mecanismos implicados en el desarrollo de estas manifestaciones y aplicar ese conocimiento para lograr el diagnóstico precoz y la terapia más adecuada.

Los dos principales síndromes inflamatorios sistémicos asociados con COVID-19, el síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C) y la linfohistiocitosis hemofagocítica (HLH, incluido el síndrome de activación de macrófagos, MAS) se detallan en la parte superior de la figura. El primer signo que suscita la sospecha de estos síndromes es la fiebre persistente sin un origen clínico claro, junto con la afectación de órganos multisistémicos. El fenotipo MIS-C incluye características similares a la enfermedad de Kawasaki (conjuntivitis, labios rojos agrietados, manos y pies hinchados y erupción), agrandamiento de las arterias coronarias y / o aneurismas, síntomas gastrointestinales (dolor abdominal, náuseas, vómitos o diarrea) y manifestaciones neurológicas (dolores de cabeza y meningitis). Con respecto a HLH y MAS, las características cardinales son órganos linfohematopoyéticos agrandados (ganglios linfáticos, bazo y / o hígado) y valores severamente anormales para múltiples parámetros de laboratorio que sugieren compromiso de múltiples órganos (como citopenia severa y disfunción hepática y renal). Los principales signos y síntomas de sospecha de enfermedades sistémicas autoinmunes y reumáticas asociadas con COVID-19 se detallan en la parte inferior de la figura. Las lesiones cutáneas petequiales y / o purpúricas son los principales signos de sospecha de vasculitis, y la adición de síntomas extracutáneos como dolor abdominal intenso, hemoptisis o características neurológicas podría indicar vasculitis sistémica. En pacientes con trombosis que presenten anticuerpos antifosfolípidos (aPL), se debe descartar el cumplimiento de los criterios de clasificación del síndrome antifosfolípido (SAF). 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 18 =