CV. ¿Qué podemos esperar de las vacunas COVID-19 de primera generación? The Lancet, 21/09/2020

Varias consideraciones importantes sobre las vacunas en desarrollo:

  1. Tal vez alrededor del 25-50% de la población tendría que ser inmune al virus para lograr la supresión de la transmisión comunitaria.
  2. La OMS recomienda que las vacunas exitosas deben mostrar una reducción del riesgo de enfermedad de al menos el 50%, con un IC del 95% de que la verdadera eficacia de la vacuna excede el 30%.
  3. No se está evaluando el impacto de estas vacunas COVID-19 sobre la infección y, por lo tanto, la transmisión.
  4. Incluso si las vacunas pudieran conferir protección contra la enfermedad, es posible que no reduzcan la transmisión de manera similar.
  5. Los estudios de desafío en primates vacunados mostraron reducciones en la patología, los síntomas y la carga viral en el tracto respiratorio inferior, pero no lograron obtener inmunidad esterilizante en las vías respiratorias superiores.
  6. Hay informes de reinfección por SARS-CoV-2 confirmada virológicamente en individuos previamente infectados, pero el alcance de tal la reinfección no está clara. Se desconoce si la reinfección está asociada con una diseminación secundaria.
  7. La prevalencia y la duración de las respuestas de anticuerpos neutralizantes después de la infección natural quedan por definir mediante ensayos de neutralización de referencia que utilizan virus vivos en lugar de ensayos de neutralización de pseudotipos o ensayos de ELISA no funcionales.
  8. La duración de la protección contra la reinfección por coronavirus humanos estacionales podría durar menos de un año.
  9. Estas observaciones sugieren que no podemos asumir que las vacunas COVID-19, incluso si se demuestra que son eficaces para reducir la gravedad de la enfermedad, reducirán la transmisión del virus en un grado comparable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 4 =