CV. Respuestas neutralizantes pan-SARS después de la vacunación de refuerzo (tercera dosis) en el modelo de inmunogenicidad de primates no humanos

Compartir

Kirill V. Kalnin, et al. https://doi.org/10.1016/j.vaccine.2022.01.021

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Miembro Correspondiente Nacional, ANM puesto 16. ORCID: 0000-0002-3133-5183 y Lilia Cruz, Individuo de Número, Sillón XIX. ORCID: 0000-0001-6405-1059. 01/02/2022

Resumen

Hallazgos destacados

  • No se alcanzó amplitud contra las variantes de preocupación (VoC) con secuencias heterólogas en la vacunación primaria.
  • El refuerzo con la vacuna original da como resultado amplitud de la respuesta contra VoC y SARS-CoV-1.
  • La amplitud neutralizante después del refuerzo es independiente de la secuencia o modalidad de la vacuna.
  • El efecto neutralizante pan-corona se logra con la tercera dosis de la vacuna original.

La aparición de variantes del SARS-CoV-2, especialmente Beta y Delta, ha generado preocupación por la reducción de la protección generada por infecciones previas o vacunas basadas en el virus original de Wuhan-Hu-1 (D614). Para identificar regímenes prometedores para inducir títulos neutralizantes hacia nuevas variantes, evaluamos las vacunas de ARNm monovalentes y bivalentes como vacunación primaria o como refuerzo en primates no humanos (NHP). Dos vacunas de ARNm, MRT5500 basada en D614 y MRT5500β basada en Beta, probadas en regímenes secuenciales o como una combinación bivalente en NHP ingenuos, produjeron títulos neutralizantes modestos a variantes heterólogas. Sin embargo, cuando las vacunas de ARNm se administraron como refuerzo a los NHP preinmunes, observamos un aumento robusto en los títulos neutralizantes, con amplitud expandida hacia todas las variantes probadas, y en particular el SARS-CoV-1. La amplitud de la respuesta neutralizante fue independiente de la secuencia o modalidad de la vacuna, ya que demostramos, además, que MRT5500 o la subunidad recombinante de la proteína Spike (con adyuvante) pueden servir como refuerzos para inducir anticuerpos ampliamente neutralizantes en los NHP preparados con MRT5500. Los datos respaldan la idea de que una tercera vacunación es clave para aumentar los títulos existentes y mejorar la amplitud de los anticuerpos para abordar las variantes preocupantes, incluidas aquellas con una mutación E484K en el Dominio de Unión al Receptor (RBD) (Beta, Gamma).

El primate utilizado en este trabajo fue Cynomolgus macaque. Las variantes de SARS-CoV-2 estudiadas fueron: D614, Alpha, Beta, Gamma, Delta, Epsilon. También el virus SARS-CoV-1. La dosis de refuerzo fue aplicada 10 meses después de la inmunización primaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

13 − diez =