CV. Salud mental y COVID-19 en una cohorte de población general en España (estudio COVICAT)

Compartir

Goldberg, X et al. «Salud mental y COVID-19 en una cohorte de población general en España (estudio COVICAT)». Psiquiatría social y epidemiología psiquiátrica vol. 57,12 (2022): 2457-2468. DOI: 10.1007/S00127-022-02303-0

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Miembro Correspondiente Nacional, ANM puesto 16. ORCID: 0000-0002-3133-5183. 13/01/2022

Resumen

Propósito

Las condiciones de salud mental pueden afectar el resultado de la enfermedad COVID-19, mientras que la exposición a factores estresantes durante la pandemia puede afectar la salud mental. El propósito de este estudio fue examinar estos factores en relación con la aparición de depresión y ansiedad después del primer brote en España.

Métodos

Se estableció contacto con 9515 participantes de un estudio de cohortes poblacional realizado en Cataluña entre mayo y octubre de 2020. Extrajimos muestras de sangre para establecer la infección del virus. Las condiciones de salud mental prepandémicas se confirmaron a través de registros electrónicos de salud. Se utilizó la Escala de Ansiedad y Depresión Hospitalaria para evaluar la depresión y la ansiedad graves después de la pandemia. Se recogió la exposición a factores estresantes próximos, financieros y ambientales más amplios durante el confinamiento. Se calcularon los riesgos relativos (RR), ajustando las covariables individuales y contextuales.

Resultados

Los trastornos de salud mental prepandémicos no se asociaron con la infección por SARS-CoV-2, pero se asociaron con la gravedad de la enfermedad COVID-19. Las personas con trastornos de salud mental preexistentes mostraron una mayor prevalencia de depresión severa (25,4%) y ansiedad (37,8%) que aquellos sin trastornos mentales previos (4,9% y 10,1%). Vivir solo fue un fuerte predictor de depresión grave entre los pacientes de salud mental (RR = 1,6; IC 95%: 1,2–2,2). Entre aquellos sin trastornos de salud mental previos, la depresión y la ansiedad posteriores al confinamiento se asociaron con conflictos interpersonales en el hogar (RR = 2,6; IC 95%: 2,1–3,1; RR = 2,1, IC 95%: 1,9–2,4) e inestabilidad financiera (RR = 2,2, IC 95%: 1,8–2,9; IC 1,9; IC 95%: 1,6–2,2).

Conclusiones

La pandemia de COVID-19 y el confinamiento se asociaron con un aumento de la depresión y la ansiedad posteriores al confinamiento. Los pacientes con afecciones de salud mental preexistentes son un grupo vulnerable a la enfermedad grave por COVID-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

siete + 12 =