CV. Síndrome post-COVID. Una serie de casos y una revisión exhaustiva

Compartir

Juan ManuelAnaya, et al. https://doi.org/10.1016/j.autrev.2021.102947

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Miembro Correspondiente Nacional, ANM puesto 16. ORCID: 0000-0002-3133-5183. 06/02/2022

Resúmenes

•El PCS se caracteriza principalmente por afectación musculoesquelética, pulmonar, digestiva y neurológica, incluida la depresión.

•El PCS es independiente de la gravedad de la enfermedad aguda y de la respuesta inmune humoral.

•Los síntomas autonómicos pueden ayudar a clasificar a los pacientes con PCS.

•Se confirmaron respuestas de anticuerpos a largo plazo a la infección por SARS-CoV-2 y una alta variabilidad interindividual.

La existencia de una variedad de síntomas con una duración más allá de la fase aguda de COVID-19, se conoce como síndrome post-COVID (PCS). Nuestro objetivo fue reportar una serie de pacientes con PCS que asisten a una Unidad Post-COVID y ofrecer una revisión integral sobre el tema. Los pacientes adultos con infección por SARS-CoV-2 y PCS previamente confirmados fueron evaluados sistemáticamente a través de una encuesta semiestructurada y validada. Los anticuerpos séricos totales IgG, IgA e IgM contra el SARS-CoV-2 se evaluaron mediante un inmunoensayo de electroquimioluminiscencia. Se realizó una revisión sistemática de la literatura y un metanálisis, siguiendo las guías de PRISMA. Se utilizaron métodos univariados y multivariados para analizar los datos. De un total de 100 pacientes consecutivos, 53 eran mujeres, la mediana de edad fue de 49 años (IQR: 37.8-55.3), la mediana de tiempo post-COVID después de los primeros síntomas fue de 219 días (IQR: 143-258) y 65 pacientes fueron hospitalizados durante COVID-19 agudo. Los síntomas musculoesqueléticos, digestivos (es decir, diarrea) y neurológicos, incluida la depresión (según la escala de Zung) fueron los más frecuentes observados en pacientes con PCS. Una hospitalización previa no se asoció con la manifestación de PCS. Artralgia y la diarrea persistió en más del 40% de los pacientes con PCS. La mediana de anticuerpos anti-SARS-CoV-2 fue de 866,2 U/mL (IQR: 238,2–1681). A pesar de esta variabilidad, 98 pacientes fueron seropositivos. A partir de los síntomas autonómicos (por COMPASS 31) se obtuvieron dos clusters con diferentes características clínicas. Los niveles de anticuerpos anti-SARS-CoV-2 no fueron diferentes entre los grupos. Un total de 40 artículos (11.196 pacientes) fueron incluidos en el metanálisis. Fatiga/debilidad muscular, disnea, dolor y malestar, ansiedad/depresión y alteración de la concentración se presentaron en más del 20% de los pacientes reportados. En conclusión, el PCS se caracteriza principalmente por afectación musculoesquelética, pulmonar, digestiva y neurológica, incluida la depresión. El PCS es independiente de la gravedad de la enfermedad aguda y la respuesta humoral. Se confirmaron respuestas de anticuerpos a largo plazo a la infección por SARS-CoV-2 y una alta variabilidad interindividual. Los estudios futuros deben evaluar los mecanismos por los cuales el SARS-CoV-2 puede causar PCS y las mejores opciones terapéuticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

seis + uno =