CV. Transmisión del SARS-CoV-2 (variante Delta) de hámsters de mascotas a humanos y propagación humana posterior de la cepa adaptada: un estudio de caso

Compartir

Yen, Hui-Ling y Sit, et al. Disponible en SSRN: https://ssrn.com/abstract=4017393 o http://dx.doi.org/10.2139/ssrn.4017393

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Miembro Correspondiente Nacional, ANM puesto 16. ORCID: 0000-0002-3133-5183. 29/01/2022

Resumen

Antecedentes: Se ha reportado la transmisión del SARS-CoV-2 de humanos a otros mamíferos, incluidos los animales de compañía. Sin embargo, con la excepción de los visones de granja, no hay documentación previa de que estos animales infectados puedan infectar a los humanos, ni de una mayor propagación entre los humanos. Después de una infección confirmada por SARS-CoV-2 de un trabajador de una tienda de mascotas, los animales en la tienda y el almacén que la suministra se sometieron a pruebas de infección por SARS-CoV-2.

Métodos: Se recogieron hisopos virales y muestras de sangre de animales de compañía en una tienda de mascotas y en el almacén que los suministra y se analizaron mediante RT-PCR del SARS-CoV-2 y ensayos serológicos, respectivamente. Las muestras positivas para RT-PCR del SARS-CoV-2 se estudiaron mediante análisis de secuenciación completa del genoma.

Hallazgos: Más del 50% de los hámsteres sirios probados individualmente en la tienda de mascotas (8/16) y el almacén (7/12) fueron positivos para la infección por SARS-CoV-2 en RT-PCR o pruebas serológicas. Ninguno de los hámsteres enanos (n = 77), conejos (n = 246), conejillos de indias (n = 66), chinchilla (n = 116) y ratones (n = 2) se confirmaron positivos en las pruebas de RT-PCR. Los genomas virales del SARS-CoV-2 deducidos de casos humanos y de hámster en este incidente pertenecen a la variante de preocupación delta (AY.127) que no había estado circulando localmente antes. Estas secuencias son muy similares, pero distintas. Los genomas virales obtenidos de hámsters están filogenéticamente relacionados con cierta heterogeneidad de secuencia y la datación filogenética sugiere que la infección en estos hámsters ocurrió alrededor del 21 de noviembre de 2021. Se documentan dos eventos de transmisión separados a los seres humanos, uno de los cuales conduce a la propagación en el hogar.

Interpretación: Los hámsters de mascotas pueden infectarse naturalmente en entornos de la «vida real». El virus puede circular dentro de los hámsters y provocar infecciones humanas. Tanto los resultados genéticos como los epidemiológicos sugieren fuertemente que hubo dos transmisiones independientes de hámster a humano y que tales eventos pueden conducir a una transmisión humana posterior. La importación de hámsters infectados fue la fuente más probable de infección por virus.

Información de financiación: Este trabajo cuenta con el apoyo de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (U01AI151810 y 75N93021C00016), los esquemas de investigación basados en temas de RGC (T11-712/19-N y T11-705/21-N), las subvenciones InnoHK para C2I y D24H, y el Fondo de Investigación Médica y de Salud (COVID190205).

Declaración de intereses: Ninguno de los autores tenía intereses financieros o no financieros en competencia.

Aprobación ética: Se recolectaron muestras de animales para el diagnóstico clínico durante una investigación de salud pública dirigida por el Gobierno de Hong Kong (AFCD). Las muestras de humanos fueron recolectadas y probadas por RT-qPCR como parte de la atención clínica de rutina y los virus secuenciados genéticamente como parte de la respuesta de salud pública de rutina (aprobación de la Junta de Revisión Institucional UW20-168).

Palabras clave: SARS-CoV-2, COVID-19, Pandemia, Zoonosis, Zoonosis inversa, Transmisión de animal a humano, Hámster

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce − dos =