CV. Vacunación contra el COVID-19 en pacientes con deficiencia de α1-antitripsina

Compartir

Chengliang Yang y Hedi Zhao. DOI:https://doi.org/10.1016/S2213-2600(21)00271-X

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Director del postgrado de Medicina Materno Fetal. Universidad Central de Venezuela. ORCID: 0000-0002-3133-5183. 07/07/2021

Resumen

El COVID-19 continúa su propagación por todo el mundo, generando una estela de devastadoras consecuencias sanitarias, económicas y sociales. La urgencia de la situación ha impulsado simultáneamente el desarrollo de vacunas contra la COVID-19 a un ritmo asombrosamente rápido, con más de 2·1 mil millones de dosis administradas en todo el mundo). A pesar del gran éxito de la campaña de vacunación, la eficacia de las vacunas contra el COVID-19 en pacientes con enfermedades pulmonares genéticas, como la deficiencia de α1-antitripsina (AATD), no se ha delineado. La AATD hereditaria se caracteriza por bajas concentraciones de α1-antitripsina funcional en la sangre, predisponiendo a los individuos a lesiones e inflamación del tejido enzimático, sobre todo en los pulmones. Dado el calendario poco claro para poner fin a la pandemia en curso, es necesario arrojar luz sobre estas cuestiones que podrían tener consecuencias potencialmente fatales para las personas afectadas.

La eficacia de las vacunas contra la COVID-19 en individuos con AATD solo podría inferirse de estudios publicados sobre la influenza y la vacunación neumocócica en esta población. En un estudio observacional de 939 participantes con AATD, las tasas de vacunación contra la influenza fueron de hasta el 81·6% en pacientes con AATD, sin embargo, este hallazgo no se tradujo en una disminución en las tasas de exacerbación de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o disminución del uso de la atención médica.1 En otro estudio, la magnitud de la respuesta de anticuerpos a la vacunación neumocócica en pacientes con AATD grave no fue menos robusta que en voluntarios sanos.2 Las respuestas inmunitarias a la provocación de antígenos en individuos con AATD parecen ser mucho más complejas, y la protección contra el SARS-CoV-2 podría no permitirse necesariamente con la vacunación sola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 11 =