El «signo del riel»: un hallazgo ecográfico en el espectro de la placenta accreta que indica una invasión profunda de las vellosidades y resultados adversos

Compartir

Fuenteshttps://www.ajog.org/ DOI:https://doi.org/10.1016/j.ajog.2021.03.018

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Miembro Correspondiente Nacional, ANM puesto 16. ORCID: 0000-0002-3133-5183. 17/01/2022

Resumen

La ecografía ha demostrado una alta precisión en el diagnóstico prenatal de la placenta Espectro de accreta. Sin embargo, no se sabe si los hallazgos del ultrasonido pueden identificar las profundidades de la invasión vellosa, recomendar estrategias quirúrgicas y predecir Resultados.

Objetivo

Se describió un descriptor ecográfico para el espectro placentario accreta y se investigó si puede predecir la gravedad de la invasión de vellosidades y los resultados clínicos.

Diseño del estudio

Los pacientes con espectro placentario accreta en esta transversal retrospectiva fueron diagnosticados y manejados en nuestro hospital de 2002 a 2017. La placenta, con miometrio y vejiga suprayacentes, se mapeó con ecografía Doppler color mientras La vejiga del paciente estaba llena. Una «señal de carril» se definió como 2 neovascularizaciones paralelas representado por una ecografía Doppler en color sobre la unión uterovesical y la mucosa de la vejiga, con vasos puente interconectados perpendiculares a ambos. Los pacientes recibieron Exámenes de ultrasonido seriados y cirugía en nuestro hospital. Una prueba t no pareada y una prueba chi-cuadrado de Pearson compararon los subtipos de patología, estrategias quirúrgicas, y resultados clínicos en pacientes con o sin señal de carril.

Resultados

Se inscribieron 133 casos consecutivos de espectro placentario accreta confirmados por Inspección quirúrgica o examen de patología. Los pacientes con una señal de carril tenían un Mayor riesgo de una placenta anormalmente invasiva (placenta increta o placenta percreta) que los pacientes sin señal de carril (83,3% [60 de 72] vs 27,9% [17 de 61]; probabilidades ratio, 12,94; P<.001). Además, los pacientes con una señal de carril tenían una mayor probabilidad de perioperatorio abordajes, incluido el control vascular preoperatorio (58,3 % [42 de 72] frente a 21,3 % [13 de 61]; odds ratio, 5,17; P<,001) y embolización de la arteria uterina (34,7% [25 de 72] vs 11,5% [7 de 61]; probabilidades ratio, 4,1; P=0,0002]. Además, los pacientes con una señal de carril tenían un mayor riesgo de adverso clínico. resultados que los pacientes sin un signo de carril, como la transfusión de sangre (80,6 % [58 de 72] frente a 36,1% [22 de 61]; odds ratio, 7,34; P<,001], ingreso a la unidad de cuidados intensivos (33,3% [24 de 72] vs 16,4% [10 de 61]; odds ratio, 2,55; P=0,026), histerectomía (75% [54 de 72] vs 24,6% [15 de 61]; odds ratio, 9,2; P<,001) e invasión vesical (16,7% [12 de 72] vs 4,9% [3 de 61]; odds ratio, 3,86; P=0,033). En particular, el valor predictivo negativo de la invasión vesical fue del 95,1%, lo que indica una confianza alta para rechazar la invasión de la vejiga mientras que el signo del riel fue negativo. Cuando La señal de carril se utilizó como una prueba de detección, la razón de probabilidad positiva de predicción La invasión de vellosidades profundas fue de 3,64 y se correlacionó con una mayor probabilidad del 20% al 25%. Los pacientes con un signo de riel también tuvieron una mayor pérdida de sangre (2944±2748 ml frente a 1530±1895 Ml; P<,001) y una estancia hospitalaria más prolongada (11,9±10,9 días vs 8,6±7,1 días; P=0,036) que los pacientes sin señal de carril.

Conclusión

Un «signo de riel» representado por la ecografía Doppler en color se correlaciona con vellosidades más profundas invasión, enfoques perioperatorios adicionales y más resultados adversos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 − dos =