El tratamiento con Bifidobacterium infantis favorece el aumento de peso en bebés de Bangladesh con desnutrición aguda grave

Compartir

MICHAEL J. BARRATT, et al. CIENCIA MEDICINA TRASLACIONAL • 13 Abr 2022 • Vol 14, Número 640 • DOI: 10.1126/scitranslmed.abk1107

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Miembro Correspondiente Nacional, ANM puesto 16. ORCID: 0000-0002-3133-5183. 15/04/2022

Combatir la desnutrición con probióticos

Bifidobacterium infantis, una bacteria intestinal adaptada de manera única para metabolizar los carbohidratos de la leche materna, es deficiente en los bebés de Bangladesh con desnutrición aguda severa (SAM). Una cepa de B. infantis derivada de un donante estadounidense mejoró el aumento de peso y redujo la inflamación intestinal en bebés con SAM. Una cepa cultivada a partir de un niño sano de Bangladesh con capacidad ampliada para metabolizar los carbohidratos de las plantas y la leche logró una mayor colonización y un aumento de peso en ratones gnotobióticos colonizados con una comunidad microbiana fecal de un bebé con SAM. Esta cepa probiótica puede ayudar a tratar a los bebés con desnutrición aguda, especialmente aquellos que tienen una dieta pobre en leche materna.

Resumen

El desarrollo interrumpido de la microbiota intestinal es una causa que contribuye a la desnutrición infantil. Bifidobacterium longum subespecie infantis es un prominente colonizador temprano del intestino infantil que consume oligosacáridos de leche humana (HMO). Se encontró que la abundancia absoluta de Bifidobacterium infantis es menor en los lactantes bangladesíes de 3 a 24 meses de edad con desnutrición aguda grave (SAM) en comparación con sus homólogos sanos de la misma edad. Se realizó un ensayo simple ciego controlado con placebo (SYNERGIE) en bebés bangladesíes de 2 a 6 meses de edad con SAM. Se administró diariamente una cepa comercial de B. infantis derivada de un donante estadounidense (EVC001) con o sin la lacto-N-neotetraosa HMO durante 28 días. Esta intervención aumentó la abundancia fecal de B. infantis en lactantes con SAM, aunque a niveles aún de 10 a 100 veces más bajos que en los controles sanos no tratados. El tratamiento con EVC001 promovió el aumento de peso que se asoció con marcadores de inflamación intestinal reducidos en bebés con SAM. Cultivamos cepas fecales de B. infantis de bebés bangladesíes y colonizamos ratones gnotobióticos con estas cepas cultivadas. Los ratones gnotobióticos fueron alimentados con una dieta representativa de la consumida por los bebés bangladesíes de 6 meses de edad, con o sin suplementos de HMO. Una cepa de B. infantis, Bg_2D9, que expresa dos grupos de genes involucrados en la absorción y utilización de N-glicanos y polisacáridos derivados de plantas, exhibió una aptitud superior a EVC001. La ventaja de aptitud física de Bg_2D9 se confirmó en un modelo de ratón gnotobiótico de transmisión de microbiota intestinal de madre a hijo donde las presas recibieron una comunidad fecal previa al tratamiento de un bebé SAM en el ensayo SYNERGIE. Si Bg_2D9 es superior a EVC001 para el tratamiento de bebés desnutridos que consumen una dieta con leche materna limitada requiere más pruebas clínicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

18 + 13 =