Enfermedad estreptocócica invasiva del grupo A en mujeres embarazadas y niños pequeños: una revisión sistemática y un metanálisis

Compartir

Emma Sherwood, et al. DOI:https://doi.org/10.1016/S1473-3099(21)00672-1

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Miembro Correspondiente Nacional, ANM puesto 16. ORCID: 0000-0002-3133-5183. 11/04/2022

Resumen

La incidencia de enfermedades invasivas causadas por estreptococos del grupo A (GAS) ha aumentado en varios países en los últimos 15 años. Sin embargo, a pesar de estos informes, hasta donde sabemos, no se han realizado revisiones sistemáticas ni estimaciones combinadas de la incidencia de GAS invasivo en grupos clave de alto riesgo. Para abordar esto, estimamos la incidencia de la enfermedad invasiva por GAS, incluidos los resultados de muerte y discapacidad, entre dos grupos de alto riesgo, a saber, mujeres embarazadas y niños menores de 5 años.

Métodos

Se realizó una revisión sistemática y metanálisis sobre los resultados invasivos de GAS, incluida la incidencia, los riesgos de letalidad y el riesgo de deterioro del desarrollo neurológico, entre mujeres embarazadas, neonatos (menores de 28 días), lactantes (menores de 1 año) y niños (menores de 5 años) en todo el mundo y por región de ingresos. Se realizaron búsquedas de artículos publicados en varias bases de datos desde el 1 de enero de 2000 hasta el 3 de junio de 2020 en busca de publicaciones que informaran resultados invasivos de GAS, y se buscaron datos no publicados de un grupo de investigadores colaboradores. Se incluyeron estudios con datos sobre casos invasivos de GAS, definidos como el aislamiento de laboratorio de Streptococcus pyogenes de cualquier sitio normalmente estéril, o el aislamiento de S pyogenes de un sitio no estéril en un paciente con fascitis necrosante o síndrome de shock tóxico estreptocócico. Para su inclusión en las estimaciones de incidencia agrupadas, los estudios tuvieron que informar un denominador de población, y para su inclusión en las estimaciones agrupadas del riesgo de letalidad, los estudios tuvieron que informar datos agregados sobre el resultado de interés y el número total de casos incluidos como denominador. Se excluyeron los estudios que se centraron en grupos con riesgo muy alto (p.ej., sólo los recién nacidos prematuros). Se evaluó la heterogeneidad con I2.

Resultados

De los 950 artículos publicados y los 29 conjuntos de datos no publicados identificados, 20 estudios (siete no publicados; 3829 casos de GAS invasivo) de 12 países proporcionaron datos suficientes para ser incluidos en estimaciones agrupadas de los resultados. No se identificaron estudios que informaran la incidencia de GAS invasivo entre las embarazadas en los países de ingresos bajos y medianos (PIBM) ni ningún informe sobre el deterioro del desarrollo neurológico después del GAS invasivo en los PIBM. En nueve estudios de países de ingresos altos (HIC) que informaron gas gaseoso invasivo en el embarazo y el período posparto, la incidencia de GAS invasivo fue de 0,12 por 1000 nacidos vivos (IC del 95%: 0,11 a 0,14; Yo2=100%). La incidencia de GAS invasivo fue de 0,04 por 1000 nacidos vivos (0,03 a 0,05; Yo2=100%; 11 estudios) para neonatos, 0,13 por 1000 nacidos vivos (0,10 a 0,16; Yo2=100%; diez estudios) para lactantes, y 0,09 por 1000 personas-año (IC del 95%: 0,07 a 0,10; Yo2=100%; nueve estudios) para niños de todo el mundo; 0,12 por 1000 nacidos vivos (IC del 95%: 0,00 a 0,24; Yo2=100%; tres estudios) en neonatos, 0,33 por 1000 nacidos vivos (−0,22 a 0,88; Yo2=100%; dos estudios) en lactantes, y 0,22 por 1000 personas-año (0,13 a 0,31; Yo2=100%; dos estudios) en niños en pibm; y 0,02 por cada 1000 nacidos vivos (0,00 a 0,03; Yo2=100%; ocho estudios) en neonatos, 0,08 por 1000 nacidos vivos (0,05 a 0,11; Yo2=100%; ocho estudios) en lactantes, y 0,05 por 1000 personas-año (0,03 a 0,06; Yo2=100%; siete estudios) en niños para los HIC. Los riesgos de letalidad fueron altos, particularmente entre los neonatos en los PIBM (61% [IC del 95%: 33 a 89]; Yo2=54%; dos estudios).

Interpretación

Se encontró una carga sustancial de GAS invasivo entre los niños pequeños. En los PIBM, había pocos datos disponibles para los recién nacidos y los niños y no había datos disponibles para las mujeres embarazadas. Es probable que las incidencias de GAS invasivo se subestimen, particularmente en los PIBM, debido a la baja vigilancia de los GAS. Es esencial mejorar los datos disponibles para informar el desarrollo de estrategias de prevención y manejo de gases invasivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × tres =