La atropina no previene la hipoxemia y la bradicardia en la intubación traqueal en el servicio de urgencias pediátricas: estudio observacional

Compartir

Carvalho, Vitor Emanoel de Lemos et al. «La atropina no previene la hipoxemia y la bradicardia en la intubación traqueal en el servicio de urgencias pediátricas: estudio observacional». Revista paulista de pediatría : orgão oficial da Sociedade de Pediatria de São Paulo vol. 42 e2022220. 3 de noviembre de 2023, DOI: 10.1590/1984-0462/2024/42/2022220

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Miembro Correspondiente Nacional, ANM puesto 16. ORCID: 0000-0002-3133-5183. 05/01/2024

Resumen

Objetivo: El beneficio de la atropina en la intubación traqueal pediátrica no está bien establecido. El objetivo de este estudio fue evaluar el efecto de la atropina sobre la incidencia de hipoxemia y bradicardia durante las intubaciones traqueales en el servicio de urgencias pediátricas.

Métodos: Se trata de un estudio observacional unicéntrico en un servicio de urgencias pediátricas terciario. Se recogieron datos de todas las intubaciones traqueales en pacientes de 31 días a 20 años incompletos, realizadas entre enero de 2016 y septiembre de 2020. Los procedimientos se dividieron en dos grupos según el uso o no de atropina como premedicación durante la intubación. Se excluyeron los registros con datos faltantes, los pacientes con parada cardiorrespiratoria, cardiopatías congénitas cianóticas y aquellos con enfermedades pulmonares crónicas con hipoxemia basal. El resultado primario fue hipoxemia (saturación periférica de oxígeno ≤88%), mientras que los resultados secundarios fueron bradicardia (disminución de la frecuencia cardíaca >20% entre los valores máximo y mínimo) y bradicardia crítica (frecuencia cardíaca <60 lpm) durante el procedimiento de intubación.

Resultados: Se identificaron un total de 151 intubaciones traqueales durante el período de estudio, de las cuales 126 fueron elegibles. De ellos, el 77% tenía enfermedades subyacentes complejas y crónicas. Se administró atropina a 43 (34,1%) pacientes y se asoció con mayores probabilidades de hipoxemia en el análisis univariado (OR: 2,62; IC95% 1,15-6,16; p=0,027) pero no en el análisis multivariado (OR: 2,07; IC95% 0,42-10,32; p=0,37). La bradicardia crítica ocurrió solo en tres pacientes, siendo dos en el grupo de atropina (p=0,26). La bradicardia se analizó en solo 42 procedimientos. El uso de atropina se asoció con mayores probabilidades de bradicardia en el análisis multivariado (OR: 11,00; IC95% 1,3-92,8; p=0,028).

Conclusiones: La atropina como premedicación en la intubación traqueal no previno la aparición de hipoxemia o bradicardia durante los procedimientos de intubación en urgencias pediátricas.

Academia Nacional de Medicina