Preeclampsia

Compartir

Prof. Ben W J Mol, et al. DOI:https://doi.org/10.1016/S0140-6736(15)00070-7

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Miembro Correspondiente Nacional, ANM puesto 16 . ORCID: 0000-0002-3133-5183. 17/05/2022

Resumen

La preeclampsia afecta al 3-5% de los embarazos y se diagnostica tradicionalmente por la presentación combinada de presión arterial alta y proteinuria. Las nuevas definiciones también incluyen la disfunción de los órganos maternos, como la insuficiencia renal, la afectación hepática, las complicaciones neurológicas o hematológicas, la disfunción uteroplacentaria o la restricción del crecimiento fetal. Cuando no se trata, la preeclampsia puede ser letal, y en entornos de bajos recursos, este trastorno es una de las principales causas de mortalidad materna e infantil. En ausencia de tratamiento curativo, el tratamiento de la preeclampsia implica la estabilización de la madre y el feto, seguida del parto en un momento óptimo. Aunque los algoritmos para predecir la preeclampsia son prometedores, aún no se han validado. Las medidas preventivas simples, como la aspirina en dosis bajas, el calcio y las intervenciones de dieta y estilo de vida, muestran un beneficio potencial pero pequeño. Debido a que la preeclampsia predispone a las madres a enfermedades cardiovasculares más adelante en la vida, el embarazo también es una ventana para la salud futura. Un enfoque colaborativo para el descubrimiento y la evaluación de los tratamientos disponibles acelerará nuestra comprensión de la preeclampsia y es un esfuerzo muy necesario para las mujeres y los bebés afectados por sus complicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

siete + 10 =