Hipócrates Enseñanzas y Legados en la Medicina Moderna. Dr. Juan Jaramillo Antillón.

Compartir

SeñoresMiembros Académicos, ALANAM
Estimados académicos:
Reciban un atento saludo.  En virtud de la solicitud del Dr. Juan Jaramillo Antillón, Miembro Fundador y Honorario de la Academia Nacional de Costa Rica y con el aval de la Presidencia de esta Academia, nos complace compartirles la versión digital del libro Hipócrates Enseñanzas y Legados en la Medicina Moderna, escrito por el Dr. Juan Jaramillo Antillón.

Este libro es acerca de la vida de Hipócrates y la proyección de sus enseñanzas en la Medicina moderna, el propósito del autor es que los estudiantes de medicina y los jóvenes médicos, al leer su vida, respetarán y amarán más su profesión.

Les agradecemos su atención.
Cordialmente,



Karen Esquivel Bolaños

Asistente Administrativa

Antes de comenzar a desarrollar el tema de Hipócrates, que es el centro de esta publicación, se debe tener presente que para comprender a las grandes figuras de la historia y reconocer mejor todos sus aciertos y desaciertos, ellos deben ser juzgados a la luz de los tiempos en que vivieron, las costumbres de su época, los recursos con los que disponían para sus realizaciones, sus estudios, la oposición que encontraban en su medio, entre otros factores; ya que si se les analiza desde la perspectiva del tiempo presente, probablemente se encontrarán defectos importantes en algunas de sus prácticas y enseñanzas y, de hecho, muchos de los tratamientos se considerarían primitivos. Además de que es relevante conocer sus vivencias, porque como menciona el reconocido filósofo y escritor George Santayana, en su libro The Life of Reason, “aquellos que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo”.
Por otro lado, se debe tomar en cuenta que la historia y la evolución de la ciencia y de la medicina, como parte de ella, han dejado en evidencia que la certeza es incompatible con ambas y que estas viven de verdades relativas; y es dicha situación, precisamente, la que permite el progreso científico, algo que ya había sospechado Hipócrates.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez + cuatro =