DI. Academia Nacional de Medicina – Venezuela. Vacunación contra la COVID-19 en niños de 2 a 11 años. Carta Pública al MPPS y a la Comunidad en General

Compartir

La Academia Nacional de Medicina (ANM) se dirige una vez más al Ministerio Popular Para la Salud (MPPS) y a la Comunidad en general, en la oportunidad de expresar NUESTRA PREOCUPACIÓN ante el inicio de administración del Prototipo vacunal Soberana 2 a los niños en edades comprendidas entre 2 y 11 años de edad, lo cual sería violatorio a los Derechos a la Salud de este grupo poblacional.

Los CANDIDATOS A VACUNA (Abdala y Soberana 2), a la fecha no tienen reconocimiento por ningún ente regulatorio internacional independiente, ni por la Organización Mundial de la Salud (OMS), por lo cual NUEVAMENTE hacemos un EXHORTO al Ejecutivo Nacional para que reconsidere esta decisión de administrarlos a los niños y niñas de 2 a 11 años, y menos aún sin informar a los padres y representantes que NO SE TRATAN de vacunas y que de hacerlo sería en el cumplimiento de una fase experimental, para lo cual deberían firmar un consentimiento informado, autorizando tal medida.

De acuerdo a la página oficial de la Oficina Panamericana de la Salud (OPS), al 5 de noviembre 2021, la población venezolana vacunada con la pauta completa (2 dosis) apenas alcanza el 32,30 % (9.044.000 personas) , lo que se traduce en que aún hay una gran cantidad de adultos mayores, con y sin comorbilidades, personal de salud de primera línea, entre otros grupos vulnerables, sin estar protegidos con la pauta completa, por lo cual no entendemos la insistencia en vacunar a los niños de 2 a 11 años, siendo la población con menor riesgo de enfermarse, y menos aún el motivo de administrar los PROTOTIPOS Soberana y próximamente Abdala, de los cuales NO SE TIENE información de algún tipo.

La Academia Nacional de Medicina ofrece su asesoría para la selección de vacunas que ya hayan demostrado seguridad y eficacia, al mismo tiempo que reiteramos nuestra preocupación ante la introducción en la población venezolana de productos no autorizados para su uso de emergencia por la OMS, sin la previa presentación de resultados que avalen su calidad, ni los criterios tomados en cuenta en el país para justificar tal medida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =