El consumo de cafeína y la asociación específica por sexo con la ansiedad general: un análisis transversal entre adultos de la población general

Compartir

Indira Paz-Graniel, et al.  202214(6), 1242; https://doi.org/10.3390/nu14061242

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Miembro Correspondiente Nacional, ANM puesto 16. ORCID: 0000-0002-3133-5183. 16/03/2022

Resumen

Antecedentes: La cafeína es uno de los estimulantes psicoactivos más consumidos en todo el mundo. Se ha sugerido que la ingesta de cafeína en grandes dosis puede inducir ansiedad, mientras que la evidencia del papel de la ingesta de cafeína baja a moderada es escasa e inconsistente. Por lo tanto, nuestro objetivo fue evaluar la asociación entre la ingesta de cafeína y la ansiedad general en adultos reclutados de la población general. (2) Métodos: Participantes de la cohorte web francesa NutriNet-Santé con datos sobre la ingesta de cafeína y la ansiedad general (evaluados durante 2013-2016 a través de la subescala de rasgos del Formulario Y del Inventario de Ansiedad Estado-Rasgo de Spielberger; STAI-T, cuartil superior específico del sexo = ansiedad de rasgo alto) se incluyeron en este análisis transversal (n = 24,197; 74.1% mujeres; edad media = 53,7 ± 13,9 años). La ingesta dietética media se estimó utilizando registros dietéticos de 24 horas autoinformados ≥2. Se calcularon los terciles específicos por sexo de la ingesta de cafeína y la ansiedad rasgo baja / alta. Se ajustaron modelos de regresión logística multivariable para evaluar el odds ratio (OR) y el intervalo de confianza (IC) del 95% para la asociación entre la ingesta de cafeína y la ansiedad general por sexo. (3) Resultados: En la muestra total, la ingesta media de cafeína (mg/día) de todas las fuentes dietéticas combinadas fue de 220,6 ± 165,0 (mujeres = 212,4 ± 159,6; hombres = 243,8 ± 177,7, p < 0,01). Las mujeres en el tercil más alto de ingesta de cafeína mostraron probabilidades significativamente más altas de ansiedad de rasgo alto en comparación con aquellas en el tercil más bajo (referencia), incluso después del ajuste por posibles factores de confusión (OR: 1.13; IC del 95%: 1.03–1.23). No se detectaron asociaciones significativas entre los hombres. Los análisis de sensibilidad según el nivel de estrés percibido y la ingesta de azúcar, respectivamente, mostraron resultados similares. (4) Conclusiones: Los resultados sugieren que una mayor ingesta de cafeína se asocia con mayores probabilidades de ansiedad general entre las mujeres, pero no entre los hombres. Se necesita más investigación para confirmar los hallazgos específicos del sexo y dilucidar la posible relación causal entre la ingesta de cafeína y el estado de ansiedad.

1 comentario en “El consumo de cafeína y la asociación específica por sexo con la ansiedad general: un análisis transversal entre adultos de la población general”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

siete + 5 =