LD. La fragua de la Medicina y de la Cardiología. Juan José Puigbó García. Entrada 05/08/2020

CRÉDITOS

CONTENIDO

PRÓLOGO

Dr. Miguel González Guerra

Derivado del griego “πρόλεγω” (decir antes, anunciar de antemano), el vocablo “prólogo” tiene en nuestro idioma el significado de, “lo que es escrito en un libro, antepuesto al cuerpo de la obra“ (DRAE, 1a acepción). De esta forma, en sentido lato, el prologuista de una obra es una especie de “primer lector” de la misma, y ello imprime a su escrito una delicada responsabilidad, tanto frente al autor de dicha obra como frente a los futuros lectores de la misma. En esta “privilegiada” posición nos ha colocado nuestro querido amigo y colega, Juan José Puigbó, al solicitarnos que tuviésemos a bien escribir el prólogo de la segunda edición de su trabajo “La fragua de la medicina y de la cardiología”. Ante todo hemos de señalar que la magnitud de la obra de Puigbó hace absolutamente imperativo que los comentarios sobre ella sean precedidos por una, siquiera sucinta, referencia al autor.

PREFACIO

Dr. Juan José Puigbó

En la presentación de esta obra nuestro objetivo central es hacer un recuento del proceso histórico relacionado con el desarrollo de la medicina clínica o de cabecera, haciéndose hincapié en la evolución de la cardiología. Al analizar este proceso resulta evidente que hubo periodos que pueden recibir la denominación de “épocas de esclarecimiento” por las cuales ha atravesado la civilización siguiendo el camino del progreso científico y estético y es cuando se producen aportes fundamentales en el avance de la medicina. También, se van hilvanando a lo largo del tiempo los conocimientos surgidos en la esfera cardiovascular.

Capítulo I. LA MEDICINA EN EL ANTIGUO EGIPTO

La medicina egipcia aporta a Occidente los primeros tratados de medicina, los papiros, en donde se expone una corriente de pensamiento y de acción que se basa en la observación del paciente, en el diagnóstico basado en los datos obtenidos por el examen físico, en el establecimiento del pronóstico del paciente y en el desarrollo de una actitud terapéutica frente al problema médico específico. La medicina en el antiguo Egipto estaba constituida por una mezcla de religión (el poder curativo de las deidades), brujería (la posesión demoníaca) y una medicina germinal, basada en la observación, en el reconocimiento de ciertas causas naturales y en la necesidad de brindar asistencia a las frecuentes lesiones traumáticas, las cuales eran producidas como consecuencia de los accidentes civiles y de las guerras.

Capítulo II. EL NACIMIENTO DE LA MEDICINA OCCIDENTAL EL APORTE GRECO-ROMANO

Las raíces de la medicina griega se nutren en los conocimientos y prácticas que se originaron en la medicina egipcia y en los dominios del Asia Occidental. Debe recordarse que históricamente las últimas dinastías egipcias fueron regidas por los faraones helénicos-ptolemaicos (300-23 a. de C.). Efectivamente entre las culturas egipcia y griega se estableció una firme interrelación que tuvo su iniciación en el episodio histórico cuando el Rey de Macedonia, Alejandro Magno va a lograr la liberación de Egipto del dominio persa y a realizar la fundación de la ciudad de Alejandría. Esta urbe se va a convertir en un gran centro de difusión de la medicina griega a través de dos instituciones notables que fueron el Museion y la famosa Biblioteca de Alejandría.

Capítulo III. EL RENACIMIENTO

Se define el Renacimiento como el período histórico que se extiende después de la Edad Media en Europa y que va a alcanzar su acmé evolutivo entre los años 1490 a 1560. En sentido estricto, es un movimiento caracterizado por el florecimiento cultural y especialmente literario, artístico y científico. En sentido general, es un movimiento orientado en la búsqueda del saber y de la belleza, que se apoya en la aplicación de la inteligencia y en el uso de los sentidos y que toma como punto de partida el regreso a las formas de la antigüedad clásica. Se inicia en Italia a comienzos del Quattrocento, país que pasa a convertirse en el centro del humanismo, y la ciudad de Florencia, cuyo nombre es derivado de flora, ciudad de las flores, va a constituirse en su primera capital.

Capítulo IV. LA ANATOMÍA DEL RENACIMIENTO

En la Edad Media (Siglo XII y XIII) habían surgido en Europa las corporaciones integradas por alumnos y profesores de donde se deriva el nombre: Universitas Magistrorum et Scholarum. El método de enseñanza ex cathedra consistía en la lectura hecha por el profesor, desde un púlpito, de los textos provenientes de la antigüedad clásica. En el terreno filosófico se imponía la autoridad de Aristóteles y en la medicina reinaban sin discusión las tesis de Hipócrates y de Galeno, las cuales se enseñaban en las Universidades de Salerno, Montpellier, París, Padua y Bolonia.

Capítulo V. EL DESCUBRIMIENTO DE LA CIRCULACIÓN PULMONAR

Miguel Serveto, médico español y teólogo, natural de Villanueva de Sigena, en la Provincia de Huesca, la cual está situada en el noreste de España, endondenació, aproximadamente hacia los años 1509-1511. También se le conoce con los nombres de Michel Villeneuve y de Míchael Servetus Villanovanus. Cabe la posibilidad de que Serveto haya realizado su educación elemental en una escuela local, conventual y posteriormente en la vecina Universidad de Zaragoza. Era un estudiante brillante y es posible que haya iniciado, aun cuando no completado, sus estudios para sacerdote.

Capítulo VI. EL INICIO DE LA FISIOLOGÍA MODERNA

La obra de William Harvey representa una contribución trascendental al campo de la medicina: la del descubrimiento de la circulación de la sangre. Al mismo tiempo marca el inicio de la moderna era de la fisiología. El pensamiento helénico hasta el Renacimiento se encontraba representado en el ámbito médico por la fisiología de Galeno, la cual concebía al movimiento de la sangre como un flujo dentro de dos circuitos cerrados: el arterial y el venoso.

Capítulo VII. EL RENACER DE LA MEDICINA CLÍNICA

Dentro de las tendencias más significativas de la medicina que surgen durante el siglo XVII se encuentra la creciente tendencia a la aplicación de las ciencias exactas, de las matemáticas, de la química y de la física al campo de las ciencias biológicas con miras a lograr un mejor conocimiento y explicación de las características y cualidades tanto del hombre sano como del enfermo. Igualmente se observa la mayor frecuencia a recurrir como método de estudio a la experimentación cuya importancia había sido establecida de manera categórica y admirable en la obra harveyana.

Capítulo VIII. LA ANATOMÍA PATOLÓGICA

Lancisi fue uno de los más relevantes y originales pensadores que ha dado la medicina de todos los tiempos y es una de las figuras claves dentro de la evolución de la medicina en el siglo XVIII, siendo notables sus valiosos aportes en el campo de la patología cardiovascular y de la epidemiología. La Universidad de “La Sapienza”. Fue fundada el 21 de abril del año 1303 por el Papa Bonifacio VIII Caetani (1294-1303), a quien también se le recuerda por haber sido criticado duramente por Dante en la Divina Comedia. Al comienzo esta Universidad había sido denominada Archiginnasio Romano.

Capítulo IX. LOS PROGRESOS REALIZADOS EN EL EXAMEN FÍSICO Y EN LOS MÉTODOS DE EXPLORACIÓN

La invención del método de la percusión en medicina fue una contribución fundamental debida al médico vienés Leopoldo Auenbrugger. Como toda obra maestra fue escrita de una manera concisa, pero estaba destinada a perdurar hasta el presente. Aun hoy, el libro resiste el paso del tiempo y el método constituye todavía un elemento obligado del diagnóstico físico. Es en el mismo año 1761 cuando se dieron a la luz tanto el Inventum Novum de Auenbrugger como el famoso tratado de anatomía patológica de Morgagni titulado De Sedibus et causis morborum per anatomen indagatis libri quinque. A Morgagni se lo considera con justicia como el padre de la moderna anatomía patológica.

Capítulo X. EL DESARROLLO DE LA FISIOLOGÍA CIENTÍFICA MODERNA

Albrecht von Haller fue una de las figuras médicas más célebres de la Europa de su tiempo, habiendo recibido de sus contemporáneos el epíteto del “Gran Haller”. Fue el vástago de una familia notable cuyos miembros desempeñaban posiciones oficiales muy destacadas. Había nacido en Berna, Suiza el día 16 de octubre de 1708. Su obra se va a distinguir tanto por su profundidad como por su variedad.

Capítulo XI. LA DESCRIPCIÓN PIONERA DEL ANGOR PECTORIS Y EL INICIO DEL ESTUDIO CLÍNICO DE LA ENFERMEDAD CORONARIA

Desde la más remota antigüedad, se poseía la noción hipocrática del dolor precordial como integrante de un cuadro clínico que debía considerarse como una señal de advertencia del organismo, por sus implicaciones ominosas especialmente cuando la molestia se presenta en sujetos de edad avanzada, adoptaban una forma recurrente y se asociaba a una constitución obesa (Aforismo II, 41 de Hipócrates) y los afectados presentaban una marcada tendencia a morir en forma repentina(1).

Capítulo XII. LOS INICIOS DE LA TERAPÉUTICA CARDIOVASCULAR

El árbol de la quina, un árbol privilegiado: el árbol de las fiebres. Su uso pasó de los indígenas a los médicos y religiosos. El árbol de la quina es originario de ciertas regiones del Continente Sur Americano. La corteza del árbol de la quina también conocida como Chinchona: “polvos de la Condesa”, corteza peruana o de los jesuitas o del cardenal” era utilizada por los indios peruanos como un agente para el control de los procesos febriles.

Capítulo XIII. PIONEROS DE LA MEDICINA Y DE LA CARDIOLOGÍA EN FRANCIA

J. B. Senac fue un distinguido médico francés, natural de París y uno de los pioneros en la disciplina de la naciente cardiología. Su contribución fue notable tanto en el campo de la clínica como en el de la patología cardiovascular. Jean Baptiste Senac nació en el Distrito de Lombez en la antigua provincia francesa de Gascuña. Se disponen de pocos datos referentes a la biografía personal de Senac. Se desconoce también con precisión el sitio en donde realizó sus estudios de medicina aun cuando es probable que los cursara en Montpellier y en Reims.

Capítulo XIV. PIONEROS DE LA MEDICINA Y DE LA CARDIOLOGÍA EN GRAN BRETAÑA

Joseph Hodgson fue un médico y cirujano inglés nacido en Penrith, Cumberland, hijo de un comerciante de Birminghan. Cursó su educación básica en la “Escuela de Gramática Rey Eduardo VI”. En el comienzo de su carrera empezó como ayudante del Dr. Freer en el Hospital General, en donde empieza a interesarse en el campo de las enfermedades vasculares y luego ingresó al “Hospital San Bartolomé” en donde continúa reuniendo observaciones sobre este tipo de padecimientos. Obtiene su Diploma de Médico en el Colegio de Cirujanos de Londres en el año 1811(1), y para esa ocasión presentó un ensayo que versaba sobre las heridas y las enfermedades de las arterias y venas.

Capítulo XV. PIONEROS DE LA MEDICINA Y LA CARDIOLOGÍA EN ALEMANIA Y AUSTRIA

Durante la primera mitad del siglo XIX, surgieron en la medicina alemana dos espíritus portentosos, quienes debían provocar un gran movimiento de transformación en la medicina germana: fueron Johannes Müller (1801-1858), el fundador de la investigación básica en Alemania y Johann Lucas Schöenlein (1793-1864), la personalidad que lograría imprimirle a la medicina clínica denominada “de cabecera”, el impulso y la prestancia que ameritaba. Fueron dos personalidades diferentes, pero ambas necesariamente complementarias: Müller, el investigador básico, incansable en el laboratorio, el escritor prolífico, el gran erudito, de pensamiento conservador, y Schöenlein, el médico de cabecera, gran docente y conferencista, poco inclinado a escribir y de pensamiento liberal.

Capítulo XVI. PIONEROS DE LA MEDICINA Y DE LA CARDIOLOGÍA EN NORTEAMÉRICA

La figura médica de William Osler, fue una de las más relevantes e influyentes dentro de la historia de la medicina americana, en el período transcurrido entre la segunda mitad del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX. Alcanzó merecidas posiciones dentro de la medicina clínica, llegando a ser considerado, como el eximio representante, en el campo de la medicina clínica, de los países de habla inglesa. Además, fue un destacado investigador e influyó en forma decisiva en el modelado de la educación médica y en el campo de la organización de las instituciones médicas.

Capítulo XVII. EL CONOCIMIENTO SOBRE EL SISTEMA ESPECÍFICO DE CONDUCCIÓN INTRACARDÍACO

Johannes Purkinje fue uno de los médicos e investigadores más notables de su época, habiendo realizado una de las mayores contribuciones en los campos de la moderna fisiología y de la histología. El autor era oriundo de Bohemia, una de las regiones integrantes de la República de Checoslovaquia, tal como se constituyese en 1918, después del Tratado de Versalles. Purkinje había nacido en el año 1787 en Libochovice, en la región de Bohemia, que para la época formaba parte de la nación Austro-Húngara. Era de origen familiar humilde e inició su primera formación como interno en un monasterio. Luego comenzó sus estudios de medicina en la “Universidad de Carlos” en Praga, cuando contaba con 25 años.

Capítulo XVIII. EL NACIMIENTO DE LA ELECTROCARDIOGRAFÍA, LA ACTIVIDAD ELÉCTRICA DEL CORAZÓN HUMANO

El estudio de la denominada “electricidad animal”, es decir, de aquellos fenómenos eléctricos que son evidenciables en los animales, se inicia hacia los finales del siglo XVIII, por el médico italiano Luigi o Aloysio Galvani, quien ocupaba el cargo de Profesor de Anatomía de la Universidad de Bolonia. Se refiere que Galvani comenzó a mostrar interés en el fenómeno de la electricidad animal a partir de la observación hecha en su domicilio,junto con su esposa Lucía, de espasmos que ocurrían, en apariencia en forma espontánea, en las patas de ranas durante el proceso de la preparación culinaria, cuando se las suspendía mediante ganchos de hierro (1786) o de cobre (1791), en un carril de hierro.

Capítulo XIX. LAS BASES DE LA FISIOLOGÍA CONTEMPORÁNEA

La escuela francesa de medicina va a contribuir en la segunda mitad del siglo XIX con una de las figuras cimeras dentro del campo de la fisiología contemporánea y a quien se considera como el fundador de la medicina experimental por haber delineado el método experimental con sus reglas y procedimientos fundamentales. Bernard no perderá nunca la nostalgia por sus orígenes campesinos y en su vida experimentó siempre la atracción material por los viñedos de Beaujolais, al mismo tiempo que la inclinación del científico la cual estaba anclada dentro de los laboratorios parisinos.

Capítulo XX. LA INFLUENCIA HISPANA EN LATINOAMÉRICA

La Monarquía Española va a promover la instalación y el desarrollo de instituciones académicas en la América Hispana, destinadas a la enseñanza universitaria, y así lograr la formación del personal requerido por las diversas disciplinas de la educación superior. La Universidad es fundada sin estudios médicos y permanece así durante cuarenta años. Finalmente, estos van a ser iniciados en 1763 mediante la solitaria creación de la cátedra de Prima de Medicina a petición expresa del entonces recién llegado (1762) médico mallorquín D. Lorenzo Campins y Ballester (1726-1785), graduado el 24 de julio de 1755 en la Universidad de Gandía (fundada por el duque San Francisco de Borja en 1546).

ÍNDICE ANALÍTICO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − siete =