CV. Evolución del SARS-CoV-2 durante el tratamiento de la infección crónica

Compartir

Kemp, S.A., Collier, D.A., Datir, R.P. y otros. Evolución del SARS-CoV-2 durante el tratamiento de la infección crónica. Nature 592, 277–282 (2021). https://doi.org/10.1038/s41586-021-03291-y

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Director del postgrado de Medicina Materno Fetal. Universidad Central de Venezuela. ORCID: 0000-0002-3133-5183. 22/08/2021

Resumen

La proteína spike del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2) es crítica para la infección por el virus a través de la participación de la proteína ACE2 humana1 y es una diana de anticuerpos importante. Aquí mostramos que la infección crónica con SARS-CoV-2 conduce a la evolución viral y la reducción de la sensibilidad a los anticuerpos neutralizantes en un individuo inmunodeprimido tratado con plasma convaleciente, mediante la generación de secuencias ultraprofundas de genoma completo durante 23 puntos de tiempo que abarcan 101 días y el uso de técnicas in vitro para caracterizar las mutaciones reveladas por la secuenciación. Hubo pocos cambios en la estructura general de la población viral después de dos cursos de remdesivir durante los primeros 57 días. Sin embargo, después de la terapia con plasma convaleciente, observamos grandes cambios dinámicos en la población viral, con la aparición de una cepa viral dominante que contenía una sustitución (D796H) en la subunidad S2 y una deleción (ΔH69/ΔV70) en el dominio N-terminal S1 de la proteína spike. Pues los anticuerpos pasivo transferidos del suero disminuyeron, los virus con el genotipo del escape fueron reducidos en frecuencia, antes de volver durante un curso final, fracasado del tratamiento convaleciente del plasma. In vitro, el doble mutante spike que lleva tanto ΔH69/ΔV70 como D796H confiere una sensibilidad modestamente disminuida al plasma convaleciente, manteniendo niveles de infectividad que eran similares al virus de tipo salvaje. El mutante D796H de la substitución del punto aparecía ser el contribuidor principal a la susceptibilidad disminuida a los anticuerpos de neutralización, pero esta mutación dio lugar a un defecto de la infectividad. El mutante de deleción de espiga ΔH69/ΔV70 tenía un nivel de infectividad dos veces mayor que el SARS-CoV-2 de tipo salvaje, posiblemente compensando la infecciosidad reducida de la mutación D796H. Estos datos revelan una fuerte selección en el SARS-CoV-2 durante la terapia con plasma convaleciente, que se asocia con la aparición de variantes virales que muestran evidencia de una menor susceptibilidad a los anticuerpos neutralizantes en individuos inmunodeprimidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 14 =