CV. Las mutaciones que surgen en el SARS-CoV-2 aumentan en la transmisión sostenida de persona a persona y el paso de persona a animal. Virology.org, 02/01/2021

Se ha producido una variedad de transferencias interespecies de SARS-CoV-2 de humanos a animales. (Fig. 1) La mutación N501Y, observada en el Reino Unido y las variantes ZA, se seleccionó en 6 pases en ratones envejecidos y permite la replicación eficiente de SARS-CoV-2 (Sun et al., 2020). Otros pases del mutante N501Y dieron como resultado la selección de Q493H y K417N, lo que aumentó la patogenicidad del modelo de ratón. K417N también se observa en la variante ZA. Q493K, una mutación relacionada con Q493H, también aumenta tanto la replicación como la patogénesis en ratones (Leist et al., 2020). Otra cepa de ratón (EPI_ISL_459910) generada por seis pases también se caracteriza por Q493K. Esta variante también lleva una deleción de los aminoácidos Q675 a N679 que parece haber ocurrido después de un único pase en células Vero (Liu et al., 2020).

Los seres humanos con SARS-CoV-2 han infectado visones en granjas de pieles en varios países (Koopmans, 2021). Las mutaciones recurrentes observadas en el visón incluyen Y453F, F486L y N501T, que están todas en el RBD (Lassaunière et al., 2020; Oude Munnink et al., 2020) (Fig.1). Como es el caso de N501Y en humanos y ratones, el cambio de N501T puede mejorar la unión al visón ACE2. Se observó la misma mutación N501T en el paso del hurón SARS-Cov2, otro mustélido (Richard et al., 2020). Se han producido dos mutaciones en el sitio de escisión de furina en visones y hurones, I692 V y S686 respectivamente.

La dilucidación de los mecanismos por los cuales los virus se adaptan a diferentes huéspedes cruzando las barreras de las especies es importante para identificar posibles amenazas epizoóticas. La transmisión generalizada de un patógeno emergente, como el SARS-Cov-2, puede conducir potencialmente a más mutaciones que afecten la transmisibilidad o la eficacia de las contramedidas. La infraestructura para el monitoreo continuo de enfermedades virales infecciosas, tal como se implementa en el Reino Unido, debe habilitarse en todo el mundo para responder a tales cambios. Los inmunoterapéuticos de anticuerpos monoclonales deben formularse como cócteles para evitar el escape mutacional a anticuerpos individuales. Las vacunas deben diseñarse para maximizar las respuestas inmunes policlonales a múltiples epítopos protectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + dos =