Los fagos intestinales humanos albergan genes de esporulación

Compartir

Daniel Schwartz, et al. doi: https://doi.org/10.1101/2023.01.19.524802

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Miembro Correspondiente Nacional, ANM puesto 16. ORCID: 0000-0002-3133-5183. 21/01/2022

Resumen

Las bacterias formadoras de esporas son frecuentes en los intestinos de los mamíferos y tienen implicaciones para la salud y la nutrición del huésped. Se cree que la producción de esporas latentes desempeña un papel importante en la colonización, persistencia y transmisión de estas bacterias. La formación de esporas también modifica las interacciones entre microorganismos, como la infección por fagos. Estudios recientes sugieren que los fagos pueden contrarrestar la defensa mediada por latencia a través de la expresión de genes de esporulación codificados por fagos durante la infección, lo que puede alterar las transiciones entre los estados activos e inactivos. Al extraer genomas y metagenomas derivados del intestino, identificamos genes de esporulación que están codificados preferentemente por fagos que infectan bacterias formadoras de esporas. Estos incluyeron genes involucrados en la partición cromosómica, la reparación del daño del ADN y las funciones asociadas a la pared celular. Además, los fagos contenían homólogos de factores de transcripción específicos de esporulación, en particular spo0A, el regulador maestro de la esporulación, que podría permitir a los fagos controlar la compleja red genética responsable del desarrollo de esporas. Nuestros hallazgos sugieren que los fagos podrían influir en la formación de esporas bacterianas con implicaciones para la salud del microbioma intestinal humano, así como las comunidades bacterianas en otros entornos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 5 =