Progresión de la fibrilación auricular después de la crioablación o la terapia con medicamentos

Compartir

Andrade, Jason G et al. «Progresión de la fibrilación auricular después de la crioablación o terapia con medicamentos». The New England journal of medicine vol. 388,2 (2023): 105-116. DOI: 10.1056/NEJMoa2212540

Recopilado por Carlos Cabrera Lozada. Miembro Correspondiente Nacional, ANM puesto 16. ORCID: 0000-0002-3133-5183. 13/01/2022

Resumen

Fondo: La fibrilación auricular es un trastorno crónico y progresivo, y las formas persistentes de fibrilación auricular se asocian con un mayor riesgo de tromboembolismo e insuficiencia cardíaca. La ablación con catéter como tratamiento inicial puede modificar el mecanismo patogénico de la fibrilación auricular y alterar la progresión a fibrilación auricular persistente.

Métodos: Informamos el seguimiento de 3 años de pacientes con fibrilación auricular paroxística no tratada que se inscribieron en un ensayo en el que habían sido asignados al azar para someterse a una terapia inicial de control del ritmo con ablación con criobalón o para recibir terapia farmacológica antiarrítmica. A todos los pacientes se les colocaron registradores de bucle implantables en el momento del ingreso al ensayo, y la evaluación se realizó mediante grabaciones diarias descargadas y visitas en persona cada 6 meses. Se recopilaron datos sobre el primer episodio de fibrilación auricular persistente (que duró ≥7 días o duró de 48 horas a 7 días, pero que requirió cardioversión para la terminación), taquiarritmia auricular recurrente (definida como fibrilación, aleteo o taquicardia auricular que duró ≥30 segundos), la carga de fibrilación auricular (porcentaje de tiempo en fibrilación auricular), métricas de calidad de vida, utilización de la atención médica y seguridad.

Resultados: Se inscribieron un total de 303 pacientes, con 154 pacientes asignados para someterse a terapia inicial de control del ritmo con ablación con criobalón y 149 asignados para recibir terapia farmacológica antiarrítmica. Durante 36 meses de seguimiento, 3 pacientes (1,9%) en el grupo de ablación tuvieron un episodio de fibrilación auricular persistente, en comparación con 11 pacientes (7,4%) en el grupo de fármacos antiarrítmicos (cociente de riesgos instantáneos, 0,25; intervalo de confianza [IC] del 95%, 0,09 a 0,70). La taquiarritmia auricular recidivante ocurrió en 87 pacientes en el grupo de ablación (56,5%) y en 115 en el grupo de fármacos antiarrítmicos (77,2%) (cociente de riesgos instantáneos, 0,51; IC del 95%, 0,38 a 0,67). La mediana del porcentaje de tiempo en fibrilación auricular fue del 0,00% (rango intercuartílico, 0,00 a 0,12) en el grupo de ablación y del 0,24% (rango intercuartílico, 0,01 a 0,94) en el grupo de fármacos antiarrítmicos. A los 3 años, 8 pacientes (5,2%) en el grupo de ablación y 25 (16,8%) en el grupo de fármacos antiarrítmicos habían sido hospitalizados (riesgo relativo, 0,31; IC del 95%, 0,14 a 0,66). Los eventos adversos graves ocurrieron en 7 pacientes (4,5%) en el grupo de ablación y en 15 (10,1%) en el grupo de fármacos antiarrítmicos.

Conclusiones: El tratamiento inicial de la fibrilación auricular paroxística con ablación con criobalón con catéter se asoció con una menor incidencia de fibrilación auricular persistente o taquiarritmia auricular recurrente durante 3 años de seguimiento que el uso inicial de fármacos antiarrítmicos. (Financiado por la Red de Arritmias Cardíacas de Canadá y otros; Número de ClinicalTrials.gov EARLY-AF, NCT02825979.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 3 =