José Gregorio Hernández, Académico, Venerable y Beato, en el Portal de la Academia Nacional de Medicina

Compartir

Aporte de: Yraiceles Jiménez y Lilia Cruz, Individuo de Numero Sillón XIX. 30/04/2021

Con motivo de celebrarse hoy la Beatificación del Dr. José Gregorio Hernández, Miembro Fundador de nuestra Ilustre Academia Nacional de Medicina, ocupando el Sillón XXVIII como Individuo de Número desde 1904, presentamos un resumen de los artículos publicados en el portal, relacionados con la vida de tan honorable miembro de nuestra Academia.

Recientemente en la Sesión de la ANM del día 29 de abril de 2021, fue presentada la ponencia Camino a la Beatificación del Dr. José Gregorio Hernández: aspectos resaltantes de la tercera exhumación de sus restos, por el Dr. Enrique López-Loyo, Individuo de Número, Sillón XXXI

El Editorial de la Gaceta Médica de Caracas, presentado en el Volumen 128 (2), 2020 por la Dra. Doris Perdomo de Ponce: Sillón XXVIII. Dr. José Gregorio Hernández Cisneros, donde resalta la vida y obra del Dr. Hernández, destacando su trayectoria profesional tal como lo explica su Eminencia Jorge Cardenal Urosa Savino en su disertación, “… de la excelsa figura y personalidad del Venerable Dr. José Gregorio Hernández: un gran hombre, médico de los pobres y cristiano ejemplar, modelo de santidad»…

Resaltar la vida y obra del Dr. Hernández, aunado a su trayectoria profesional en este corto Editorial es limitante, por lo que es mandatorio remitir a nuestros lectores el revisar los importantes documentos y numerosos libros que han sido publicados sobre varios aspectos de su vida, actividad profesional y fundador de varias disciplinas médicas entre otros, los cuales se han analizado, presentado de forma oral y escrita por numerosos acreditados académicos y profesionales de diferentes ramas del saber, en foros y eventos simultáneos con dignos representantes de la Iglesia Católica, incluyendo la efectuada en el Paraninfo del Palacio de las Academias el 26 de junio de 2014 cuando asistimos al Foro en honor al Dr. José Gregorio Hernández y en él, su Eminencia Jorge Cardenal Urosa Savino disertó “sobre destacar la excelsa figura y personalidad del Venerable Dr. José Gregorio Hernández: un gran hombre, médico de los pobres y cristiano ejemplar, modelo de santidad. Movido intensamente por el amor a Dios y al prójimo es para todos los venezolanos un modelo de vida santa, fructuosa y feliz”. Es para los médicos de hoy, un ejemplo a seguir.

También, en la Gaceta Médica de Caracas Volumen 103, No 1. Enero-Marzo 1995, encontramos el Recordatorio del Dr. José Gregorio Hernández en el 130 aniversario de su nacimiento, por el Dr. Tulio Briceño Maaz

  El Dr. José Gregorio Hernández nació en Isnotú, pequeña aldea del Estado Trujillo, el 26 de octubre de 1864 y falleció en Caracas, arrollado por un automóvil en la esquina de Amadores, el 29 de junio de 1919. Fue una figura polifacética, como reformador de los estudios médicos, apóstol, investigador, maestro, biólogo, filósofo, ciudadano atento a los llamados de la patria y el conjunto de sus conocimientos y su vida ejemplar hacen de él un sabio.

En el Libro del Dr. Miguel González Guerra. Pertinencia y prestancia de la Academia Nacional de Medicina. Reflexiones en su primer Centenario 1904-2004. 

 MIEMBROS
Los miembros de la Academia Nacional de Medicina, denominados Académicos, están clasificados, por definición legal, en tres categorías: Individuos de Número, Miembros Correspondientes Nacionales y Miembros Correspondientes Extranjeros. Los requisitos para acceder a cada una de las categorías mencionadas están definidos en la Ley Orgánica de la Academia. La condición académica no es renunciable, de acuerdo con la doctrina sometida a prueba con ocasión de la renuncia presentada por el doctor José Gregorio Hernández el 18 de julio de 1913, contestada negativamente seis días después por la Corporación (Anexos 22 y 23).

El Dr. Fermín Vélez Boza en el Volumen 102 (4), 1994. Panegírico a la memoria del Dr. José Gregorio Hernández con motivo del 75o aniversario de su deceso

Durante todos estos años, la memoria del Dr. Hernández se ha mantenido viva espontáneamente en nuestra población y aún más, se ha difundido más allá de los linderos de nuestra patria. La Academia Nacional de Medicina y la Sociedad Venezolana de Historia de la Medicina han participado y contribuido en todos los actos que se han realizado con motivo de sus aniversarios y en especial, la Fundación Premio “José Gregorio Hernández”, que periódicamente lo ha otorgado correspondiéndole a valiosos representantes de la Medicina, siendo un galardón muy apreciado y uno de los más importantes eventos científicos nacionales. También la Iglesia siempre ha mencionado sus virtudes cristianas y su caridad para con los pobres, nombrándolo “Venerable” y está en curso el Proceso de su Beatificación. El Dr. Hernández mostró con su vida que era posible a la vez ser un buen ciudadano, médico y maestro llevando una vida cristiana y un hecho que no se puede olvidar, fue la grandiosa manifestación cuando su deceso, de admiración y de duelo que se efectuó en Caracas por lo meritorio de su vida que, según los testigos presenciales, fue la demostración más grande ocurrida hasta entonces.

José Gregorio Hernández, su faceta médica. (1864-1919) publicada como Contribución Histórica por el Dr. Leopoldo Briceño-Iragorry, en el volumen 113 (4) del año 2005

En el mundo médico venezolano no existe persona de la que se haya escrito más que de este ilustre trujillano; la exaltación de sus virtudes y la aureola de santidad creada en torno a su existencia, realizada por el fervor popular, groseramente abultado por los programas de cine, radio y televisión, han desfigurado la señera silueta del maestro, su vida y su obra, creando como un mito que poco armoniza con la realidad de su imagen de médico eminente, de reconocida santidad. Fue un hombre excepcional lo cual no lo eximió de defectos y por tanto de críticas, sólo Jesucristo estuvo exento de debilidades y flaquezas. El entusiasmo de sus apologistas transformados en hagiógrafos en lo que respecta a su espiritualidad, los han llevado al punto de deificar su vida, ignorando su condición humana y olvidando la responsabilidad de quienes escriben la historia; de ahí que su figura se nos presenta asfixiada por montañas de escritos, falsas anécdotas y huecas historietas, que habrá que arrojar lejos para obtener la verdadera imagen de su persona, y una estimación cabal de su obra y actuación especialmente como médico y docente, faceta a la cual me dedicaré en adelante, dejando su parte espiritual a otros más idóneos en la materia.

BIOGRAFÍAS  como parte del Suplemento 128 (1) del año 2020

Vida y obra del Dr. José Gregorio Hernández (1864-1919). Dr. Leopoldo Briceño-Iragorry

El Dr. José Gregorio Hernández nace en Isnotú, Estado Trujillo. Estudia primeras letras en su pueblo natal y se traslada luego a Caracas, para estudiar en el Colegio Villegas, graduándose de Bachiller en Filosofía en 1884. Estudia Medicina, graduándose en Presentó su tesis en:“La doctrina de Laennec y La Fiebre Tifoidea en Caracas”, ambos relacionados con enfermedades bacterianas, campo en el cual centrará su profesión médica. 

José Gregorio Hernández. Él era así. Dra. María Matilde Suarez

En su juventud, José Gregorio Hernández era estudioso, de gustos refinados, de humos jovial y afable. Tenía un carácter alegre y dulce; era gentil, servicial, abnegado, compasivo, generoso, caritativo, respetuoso, disciplinado, sencillo, obediente, de juicio sereno, buen bailarín y le encantaba tocar el piano, el armonio y el violín. Era de apariencia delgada, apenas alcanzaba 1.60 de estatura, su piel era blanca, ligeramente tostada por el sol, tenía una mirada vivaz, clara y penetrante, sus ojos oscuros sabían mirar de frente e inspirar confianza. De labios delgados, frente despejada, nariz perfilada, rostro ligeramente ovalado y cabeza bien formada, tenía las manos suaves y una sonrisa acogedora y oportuna. Predispuesto a hacer el bien, era magnánimo y abnegado.

Se presenta una caracterización de los integrantes del grupo de los Fundadores, los primeros 35 Individuos de Número, una foto y una pequeña biografía de cada uno de ellos, redactada por el Dr. Miguel Gonzalez Guerra, en su libro, Pertinencia y prestancia de la Academia Nacional de Medicina. Reflexiones en su primer Centenario 1904-2004

Doctores venezolanos de la Academia Nacional de Medicina. Datos Biográficos

El autor de este importante libro, el apreciado amigo el Dr. Francisco Plaza Izquierdo, ha tenido la gentileza de designarme para escribir su prólogo. Tarea nada fácil el componer un prólogo pues nos podríamos encontrar con el mismo predicamento que el inmortal Cervantes cuando trataba de escribir el suyo famoso a su obra universal sobre la vida y milagros del renombrado Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha. Menos mal que no tendré que recurrir a citas extemporáneas pues el tema es de diáfana historia de personajes médicos, y el propósito es completar con brevedad apropiada los datos sobre esos académicos que pertenecen o pertenecieron a la Academia Nacional de Medicina.

Los autores con profundidad científica y admirable devoción se dedicaron a estudiar las biografías y obras de Giuseppe Moscati y José Gregorio Hernández, buscando semejanzas entre las vidas de es- tos dos hijos fieles de la Iglesia Católica en contexto histórico, entorno familiar, formación académica, línea de pensamiento, vida y pro- fesionalidad. Leer este libro es encontrar la sorprendente similitud de ambas vidas, de una manera amena, permite admirar como la gracia de Dios los abraza, los acompaña y como ellos supieron corresponder al amor del Señor mediante el ejercicio brillante y destacado, apasio- nado y abnegado de su profesión, ejercida como médicos, profesores y científicos; todo ello realizado en situaciones de gran tensión, respon- sabilidad y técnicamente muy complejas…

El Libro: José Gregorio Hernández, del Dr. Leopoldo Briceño-Iragorry. Individuo de Número

Fue un hombre excepcional lo cual no lo eximió de defectos y por tanto de críticas, solo Jesucristo estuvo exento de debilidades y flaquezas. El entusiasmo de sus apologistas transformados en hagiógrafos en los que respecta a su espiritualidad, los han llevado al punto de deificar su vida, ignorando su condición humana y olvidando la responsabilidad de quienes escriben la historia; de ahí que su figura se nos presenta asfixiada por montañas de escritos, falsas anécdotas y huecas historietas, que habrá que arrojar lejos para obtener la verdadera imagen de su persona, y una estimación cabal de su obra y actuación especialmente como médico y docente, aunque también tocaremos en parte su espiritualidad pudiéndola dejar a otros más idóneos en la materia

Palabras pronunciadas en el Paraninfo de la Universidad por el Dr. David Lobo, Presidente de la Academia Nacional de Medicina ante el féretro del Dr. José Gregorio Hernández, el 30 de junio de 1919

El artículo presentado en la Colección Razetti “Yo, José Gregorio”. Un ejemplo para el Ejercicio de la Medicina. Br. María de las Mercedes Ramírez Ramírez

Hablar de la vida del Doctor José Gregorio Hernández Cisneros, equivale a reconstruir las obras y logros de la Ciencia Médica en Venezuela, es indudable, que recorrer la hazaña de ilustres hombres forjadores de nuestro presente, debería ser tarea de toda persona con deseos de comprender su propio origen, predecir el porvenir del país donde se habita o se ha crecido y, con ello, crear un modelo de desempeño profesional ajustado al deber ser, enmarcado en un contexto auténtico.

La Junta Directiva de la Academia Nacional de Medicina tuvo a bien designarme para hacer la presentación a ustedes de mi apreciado amigo el Ingeniero Químico Marcel Carvallo Ganteaume, hijo del Dr. Inocente Carvallo, sobrino del Dr. Hernández. En esta ocasión nos presenta su valioso estudio acerca de la posición adoptada por el Dr. Hernández frente la Teoría de la Evolución, de mucho interés histórico; con sus conocimientos y excelentes dotes de expositor, darán una gran contribución en la Academia Nacional de Medicina, en este acto en conmemoración del 75o aniversario de su deceso.

José Gregorio Hernández y la teoría de la evolución. Ing. Marcel Carvallo Ganteaume

Cuando el hombre piadoso y católico ferviente que era José Gregorio Hernández llegó a París en 1889, procedente de la aldea de Isnotú, se encontró con que allí se discutían apasionadamente ideas filosóficas que atacaban frontalmente a la religión en general y al cristianismo y a la Iglesia Católica en particular.

Portada del Libro Elementos de Bacteriología, escrito por el Dr. José Gregorio Hernández, dedicado al Dr. Elías Toro

El Documento histórico, récipe del Dr. José Gregorio Hernández, enviado por el Dr. Enrique S. López Loyo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 10 =